23 septiembre, 2021

Vacuna contra la COVID-19: ¿protección inmediata?

Noticia alentadora, polémica y también, para muchos, un récord del conocimiento científico: eso ha significado la aprobación para uso de emergencia del candidato vacunal de Pfizer-BioNTech, en el Reino Unido.

El gobierno británico espera que las primeras 800 mil dosis del candidato vacunal de Pfizer/BioNTech estén en el país antes de fin de año, para inmunizar a unas 400 mil personas. Foto: Internet

Antes, el primer lugar lo tenía la vacuna contra las paperas, desarrollada en la década del 60 del pasado siglo, por el microbiólogo estadounidense Maurice Hilleman en apenas cuatro años.

El microbiólogo y vacunólogo estadounidense estadounidense Maurice Hilleman
desarrolló unas 40 vacunas distintas. Foto: AP

Pero los candidatos vacunales más avanzados contra la COVID-19 superan ese récord por un amplio margen: resultados en menos de 12 meses de trabajo, sin descuidar el rigor.

“En el contexto de la pandemia se han acelerado los procesos de revisión y aprobación de los estudios correspondientes a cada una de las fases del desarrollo clínico de las vacunas y bioterapéuticos, siempre atendiendo a las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud de no poner en riesgo la seguridad de los voluntarios incluidos en estos estudios, y de utilizar diseños que logren demostrar la real eficacia de las vacunas.

«Por tanto, las autoridades regulatorias de cada país -incluido el CECMED en Cuba- han sido muy cuidadosas, en función de ganar todo el tiempo posible sin renunciar a los más altos estándares científicos y éticos en el diseño y conducción de cada uno de estos ensayos”, explica el Dr. Jorge de Jesús Hernández, evaluador Clínico de Bioterapéuticos y Vacunas del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

Estas noticias son motivo de optimismo.Sin embargo, una pregunta queda por responder: ¿vacunarse contra la COVID-19 es sinónimo de protección inmediata ante la enfermedad?

El tiempo de las vacunas

Cuando una persona recibe algún candidato vacunal contra la COVID-19, su sistema inmune demora un tiempo en estar listo para contrarrestar la acción del coronavirus.

Después de la primera dosis, las personas aun pueden contagiarse, enfermar y transmitir el SARS-CoV-2.  Foto: Tomada de Internet

Por tanto, durante ese periodo existe el riesgo de enfermar. Recordemos además, que muchos de los prototipos avanzados necesitan dos inyecciones para garantizar una protección completa.Cada dosis se aplica con intervalos de entre 21 o 28 días.En total, luego del primer pinchazo, la vacuna tardará cerca de seis semanas para cumplir su función.

“Además, debemos tener en cuenta que aun en las vacunas con mayor eficacia demostrada, nunca es del 100 %. Entonces, existe una parte de la población que no queda inmunizada y por tanto, pudiera contagiarse, enfermar y transmitir el virus.

Generalmente las estimaciones de la eficacia de las vacunas se realizan en las condiciones controladas de un ensayo clínico, muchas veces con individuos sanos.Cuando la vacuna se aplica en una escala mayor aparecen otros elementos a tener en cuenta como por ejemplo: las enfermedades concomitantes y las diferencias en cuanto al sistema inmunológico de cada individuo, que hacen variar esos estimado de la efectividad.De ahí que las vacunas se sigan monitoreando durante años”,  comenta Hernández.

La decisión del Reino Unido genera polémica porque algunos la consideran precipitada.De hecho, la Agencia Europea de Medicamentos esperará hasta la última semana del año para decidir si otorga o no, aprobación condicional al candidato de Pfizer y Biontech.

Mientras el debate continúa, lo que sí han demostrado hasta el momento los ensayos clínicos de prototipos en fase III es que protegen frente a las manifestaciones graves de la COVID-19, pero todavía se investiga si detienen también la transmisión del SARS-CoV-2.

Por eso, incluso cuando una persona reciba la vacuna debe mantener el lavado de manos, el distanciamiento físico y utilizar el nasobuco:  tres prácticas que seguirán en nuestra vida cotidiana durante 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *