28 enero, 2022

Una buena noticia: Reunión de la CELAC en México

El sábado 18 de septiembre dejará una huella en la más reciente historia de los pueblos de América Latina y El Caribe, frente a quienes conspiran contra los pueblos de esta región y ponen en juego el conocido mecanismo de la Organización de Estados Americanos, OEA. Sirva la oportunidad para recordar algunos elementos a los olvidadizos que siempre existen, en ocasión de acoger México, este día,  una reunión cumbre de la CELAC.

Una cita en momento oportuno

El sábado 18 de septiembre dejará una huella en la más reciente historia de los pueblos de América Latina y El Caribe, frente a quienes conspiran contra los pueblos de esta región y ponen en juego el conocido mecanismo de la Organización de Estados Americanos, OEA. Sirva la oportunidad para recordar algunos elementos a los olvidadizos que siempre existen, en ocasión de acoger México, este día,  una reunión cumbre de la CELAC.

Vale la pena preguntarse ¿cuáles son los orígenes de la OEA y para qué  ha servido  este representante utilizado por Washington? ¿Cuál es su papel real y a quién sirven sus gestiones?

No puede ser casual haber nacido en Colombia,  en mil 948 y entrar en vigencia en diciembre de 1951, por lo cual cuenta con más de setenta años y  edad suficiente para la jubilación… ¿Usted cree que le  permitirán ir a la pensión?…Al principio eran solo 21 miembros pero actualmente alcanza los 35.

Parece pero no es

Aunque la Carta recoge el objetivo de lograr entre sus Estados miembros, ¨un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia¨ sus acciones distan mucho de ello y para demostrarlo están las diversas acciones bélicas, ejecutadas bajo su manto por el principal accionista: Estados Unidos.

Sus antecedentes le señalan como el organismo regional más antiguo y extenso del mundo pero con sus gestiones pierde cada vez más terreno frente a propuestas como la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA y la  Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, precisamente la CELAC.

No puede ser de otra forma dado el expresado propósito  por parte de Washington de aplicar aquello de ¨América para los americanos¨,  formulemos mejor esta frase ¨América para los norteamericanos¨,  en diversas conferencias que la precedieron.

La Conferencia Internacional Americana de Bogotá, en 1948,  conformó  la Organización de Estados Americanos (OEA). Precisamente  en esa ocasión  fue  asesinado el líder liberal colombiano Jorge Eliécer Gaitán, lo cual  motivó una gran insurrección conocida como el Bogotazo.

Fue suficiente. El hecho sería  utilizado como una amenaza a la democracia, así como  la Unión Soviética –recordar la victoria sobre el fascismo– y el comunismo, a los que culpaban por las muertes del Bogotazo. Tambien estaba sobre la mesa el interés por  el Plan Marshall para Europa como vía de lograr  asistencia económica para la región.

Hay otro elemento muy interesante. A instancias de Washington  se le introdujeron disposiciones que trasladaron a la OEA los postulados principales del  mecanismo del Tratado Interamericano de Asistencia

Recíproca (TIAR), un acuerdo firmado en Brasil, en septiembre de 1947, para la defensa mutua entre los países miembros de esta organización.

Estos elementos parecen suficientes  para concordar con quienes ven desde las raíces  de la OEA, el instrumento jurídico ideal para la dominación estadounidense en el continente.

Manos a la obra

Toda la manipulación quedó puesta de manifiesto en las diversas acciones de 1954 en Guatemala con la invasión de tropas mercenarias organizadas por la CIA, que lograron derrocar al gobierno de Jacobo Arbenz.

Bajo la inspiración de Washington,  la OEA había aprobado una resolución que introducía la variante de intervención colectiva regional, en violación de su propia Carta y la de la ONU.

Muy de cerca resulta la política y práctica de Estados Unidos respecto a Cuba a partir del triunfo de la revolución  y la invasión por Playa Girón, en 1961. El cerco se extendió al orden político y diplomático, que concluyeron con la expulsión de Cuba en enero de 1962.

Como si fuera poco, fueron rotas las relaciones diplomáticas de los países de la región con la Mayor de las Antillas, y aplicaron un bloqueo económico, comercial y financiero que llega a nuestros días.

Más tarde, en 1965, los marines yanquis desembarcaron en República Dominicana  para impedir la victoria del movimiento popular constitucionalista sobre las fuerzas de la reacción militarista.

Más tarde, llegarían con sus armas hasta Panamá y detrás del telón la OEA ha estado involucrada  en los procesos que ha considerado le eran hostiles, entre otros, en Honduras,  y en el presente actúa  abiertamente contra  Venezuela desde Colombia y  Brasil, jinetes  sin cabeza en este bregar de horror y misterio contra la democracia y la independencia de los pueblos.

Para cualquier observador objetivo, sin temor a equivocación,  la OEA sirve de pantalla  a las políticas hegemónicas de Washington.  Por tanto, la celebración de la VI Cumbre de la CELAC, en México, resulta poco simpática por el carácter de inclusión  y   unidad  en aras de la paz y respeto a los 667 millones de latinoamericanos y caribeños.

 

1 pensamiento sobre “Una buena noticia: Reunión de la CELAC en México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *