Twitter y la transición de poder en Estados Unidos

Mientras Joe Biden juraba como presidente de Estados Unidos, otra transición de poder tuvo lugar en la red social Twitter.

La red social Twitter entregó este miércoles las cuentas oficiales del Gobierno de Estados Unidos a la Administración de los demócratas Joe Biden y Kamala Harris tras la juramentación de sus respectivos cargos.

Así se siguió la tradición iniciada por la plataforma con Barack Obama, cuando se oficializaron los mensajes emitidos desde la presidencia del país y fueron centralizados en un solo canal.

Se trata de los usuarios @POTUS (por sus siglas en inglés de President Of The United States) que antes perteneció a Donald Trump; @VP (en referencia a la vicepresidencia), que pasó de Mike Pence a manos de Kamala Harris; la de la nueva primera dama, Jill Biden, @FLOTUS, y la de la secretaría de prensa de la Casa Blanca, @PressSec, entre otras.

Estos perfiles institucionales no pertenecen a ningún individuo en particular, sino que están reservados para el uso oficial del Gobierno de turno.

Al ser transferida a Biden, @POTUS comenzó de cero, no obstante, la cuenta ahora con el nombre de usuario de ‘President Biden’ cuenta ya con 5 millones de seguidoras y seguidores.

También fueron eliminados todos los tuits lanzados desde dicha cuenta en la administración anterior. Solo permanece uno del 14 de enero, en el cual ya se indicaba que este cambio se daría a partir del 20 de enero.

Sin ningún rasguño y con el feed en blanco, la transición de poder @POTUS representó una analogía del inicio de una nueva era.

¿Qué pasó con los tuits de Donald Trump?

En 2017, cuando Barack Obama dejó el cargo, se hizo una nueva cuenta para Trump y la que había gestionado el equipo de Obama pasó a llamarse @POTUS44, en referencia al número de su presidencia.

La transición del poder en redes había sido fácil y limpia, sin embargo, con Donald Trump no ocurrió lo mismo.

Twitter suspende cuenta de forma permanente a Donald Trump. Foto: Internet.

Para nadie es un secreto que Trump usó su cuenta personal de Twitter, @realdonaldtrump, para hacer anuncios de políticas, despedir empleados, atacar a críticos y difundir información falsa. A principios de este mes, luego de los  sucesos ocurridos en el Capitolio, Twitter lo suspendió de manera permanente.

Tras levantar una suspensión de 12 horas por «repetidas y graves violaciones», la compañía ya había advertido a Trump que si continuaba infringiendo las reglas establecidas, su cuenta sería dada de baja permanentemente.

Así como hizo con Obama, la red social ha creado otra cuenta, @POTUS45 (en referencia al número de la presidencia del republicano), en la que estarán todas las publicaciones realizadas durante el mandato de Trump en la cuenta oficial y que pasarán a formar parte de la Administración Nacional de Archivos y Documentos (NARA, por sus siglas en inglés).

Esperemos que ahora con la transición de poder a Joe Biden como presidente de Estados Unidos exista un comportamiento más decente y menos polémico tanto en la Casa Blanca como en platafornas digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *