Trump persiste en su obstinada política contra Cuba

A poco menos de un mes para que abandone la Casa Blanca, su gobierno anunció nuevas medidas contra empresas cubanas, con la intención de reforzar el bloqueo contra la Isla.

A poco menos de un mes para que abandone la Casa Blanca, su gobierno anunció nuevas medidas contra empresas cubanas, con la intención de reforzar el bloqueo contra la Isla.

A poco menos de un mes para que abandone la Casa Blanca, su gobierno anunció nuevas medidas contra empresas cubanas, con la intención de reforzar el bloqueo contra la Isla.

A poco menos de un mes para que Donald Trump –irremediablemente– abandone la Casa Blanca, su gobierno anunció nuevas medidas unilaterales, ahora contra tres empresas cubanas, con la deliberada intención de reforzar el bloqueo de Washington a La Habana.

Parece todo parte de una tozudez que no cede. Desde que Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos en 2017, su gobierno ha realizado numerosas acciones que afectan no solo la economía de nuestro país, sino también los lazos entre las familias de ambas orillas.

¿De qué se trata esta nueva medida y cuál es su impacto?

La administración de Donald Trump pasará a engrosar los libros de historia como el “gobierno de las listas”, y fíjese que no lo digo con sarcasmo. Es la pura verdad, así mismo, como UD lo escucha: “el gobierno de las listas”, porque en su afán patolológico de rendir al pueblo cubano por hambre y desesperación, han incluido al país y a cientos de entidades cubanas y personas, en disímiles listas ilegales y espurias: derechos humanos, estados que no colaboran en temas como la trata de personas, entidades con las que no se puede hacer negocios, y así unas cuantas.

Buscan con ellas empañar la imagen de Cuba y recrudecer el bloqueo con medidas unilaterales que afectan a las empresas nacionales y por tanto la capacidad del gobierno para proveer alimentos y recursos básicos a la población. Este lunes añadieron a la lista de ciudadanos especialmente designados y personas bloqueadas de la Oficina para el Control de Activos Extrajeros del Departamento del Tesoro, la OFAC, por sus siglas en inglés, a tres empresas: el Grupo de Administración Empresarial SA, Gaesa; a la Financiera Cimex SA, Fincimex y a Kave Coffee SA.

Suman ya 115 las entidades y personas incluídas. ¿Qué implicaciones tiene la medida? Pues las propiedades o fondos financieros de las tres entidades, y los intereses de estas que se encuentren en Estados Unidos, en posesión, control de personas sujetas a Washington, o bajo la jurisdicción norteamericana, serán congelados… Como se puede apreciar el alcance de esta lista es más abarcadora aún que la de las Entidades Restringidas; porque es un mecanismo global que agrupa a todos los programas de saciones de Estados Unidos.  Además da un mensaje muy claro para bancos e inversores extranjeros que pretendan negocios con Cuba.

Algo interesante de la nota del Departamento de Estado es que reconoce el protagonismo de dichas compañías en nuestra economía y que fueron diseñadas para burlar el bloqueo, así que confiesan públicamente, la plena conciencia de EE.UU. del daño que infligen al pueblo cubano con las sanciones unilaterales. Verán que la justificación para las nuevas medidas son poco creativas y hasta contradictorias. Aseguran que los ingresos por las actividades económicas de esas empresas se utilizan para afianzar el control del Ejército, apuntalar al Partido Comunista de Cuba, oprimir al pueblo y financiar la interferencia de Cuba en Venezuela.

Y subrayo lo de contradictoria porque dicen que están diseñadas para burlar el bloqueo y traer comida, medicamentos e inversión extranjera; mientras que señalan a esos como opresores.  Es cínico que el Departamento de Estado y su Embajada aquí mencionen las afectaciones de la Covid 19 para los cubanos, en un mensaje de fin de año en el que hablan además del renovado aprecio que tiene el gobierno de Trump por la unión familiar, los amigos y las libertades, y la necesidad de tolerancia, respeto y diálogo, pero por otro lado golpean duramente a esa misma familia cortando las fuentes de bienestar, las remesas desde el exterior, e impiden –en medio de la pandemia– que el gobierno cubano acceda a equipos y medicamentos vitales que puede comprar a 90 millas de aquí.

Y yo le pregunto: ¿familia, diálogo y respeto para quien? EE.UU con su bloqueo de seis décadas es el mayor violador de los derechos humanos de los cubanos. Como ven, acciones y medidas –más de 200 desde que Donald llegara a la Presidencia en 2017– , que son el legado de un Trump que se despide de América Latina y el Caribe con más bloqueo para Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *