Remember Playa Girón

Cuba se apresta ahora a la celebración del 60 aniversario de su gran victoria y de la declaración del carácter socialista de su Revolución, efeméride también histórica para la CIA pero de su primera derrota en América.

Por: Marta Denis Valle*

 

Las manos de la CIA en Playa Girón

 El móvil fundamental de la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos (1961) y de otras intromisiones estadounidenses ha sido la decisión soberana de independencia y justicia social asumida por la Revolución Cubana. Cuba chocó en su camino con el imperio más poderoso de la historia, Estados Unidos, luego de más de medio siglo de sumisión neocolonial debida a la dependencia impuesta a la fuerza por el hecho consumado de la intervención militar en 1898.

Invasión a Playa Girón 1961. Foto: Radio Angulo
Invasión a Playa Girón 1961. Foto: Radio Angulo

La usurpación de sus riquezas y soberanía menguada no encajaban en los ideales de la generación de revolucionarios cubanos que llegó al poder en 1959, dispuesta a cumplir el previsto Programa del Moncada, conjunto de medidas y leyes de avance popular.

Un año y un mes antes del desembarco de la Brigada mercenaria 2506, ocurrido el 17 de abril de 1961, el presidente estadounidense, Dwight D. Eisenhower, ordenó el 17 de marzo de 1960 comenzar el entrenamiento de una fuerza expedicionaria contra Cuba, según expresó después en sus memorias Mis años en la Casa Blanca.

Operación Pluto se denominó este plan de agresión, organizado, financiado y ejecutado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), con la aprobación y apoyo del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de ese país.

El cuño made in USA

Aunque fue planeado por la Administración Republicana, el presidente democrática John F. Kennedy lo llevó a cabo hasta sus últimas consecuencias. El candidato presidencial Kennedy y su vice Lyndon Johnson fueron informados del plan desde julio de 1960 por el Director General de la CIA, Allen Dulles, siguiendo instrucciones del general Eisenhower.

En manos de la CIA estuvo toda la actividad contrarrevolucionaria, interna y externa, anterior y posterior a la invasión por Playa Larga y Playa Girón (conocidas como Bahía de Cochinos, en el sur de la central provincia cubana de Matanzas).

Hasta la ruptura de las relaciones diplomáticas con Cuba, decidida por Washington, el 3 de enero de 1961, la Estación CIA de la embajada estadounidense en La Habana fue el centro de la subversión contra este país.

El Cuartel General de la Operación Pluto radicó en Washington, en un edificio del Pentágono, desde donde esperaron en vano el éxito de sus planes y supieron de su derrota final el 19 de abril de 1961.

La CIA se proponía crear una cabeza de playa en suelo cubano y trasladar allí de inmediato un gobierno formado con tal fin, el cual sería reconocido por Washington y solicitaría la intervención militar.

Invasión a Playa Girón, primera derrota del imperialismo en América Latina. Foto: Cubadebate
Invasión a Playa Girón, primera derrota del imperialismo en América Latina. Foto: Cubadebate

Antecedente necesario

El comienzo de las operaciones terroristas y contrarrevolucionarias contra Cuba data del verano de 1959, de acuerdo con un documento desclasificado en 1998, elaborado en octubre de 1961 por Lyman Kirkpatrick, entoncesinspector general de la CIA.

Kirkpatrick evaluó entonces las razones del fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos, con la cual Estados Unidos pensaba destruir de un golpe la existencia de la Revolución Cubana tras aplicar durante meses una políticaterrorista por medio de grupúsculos contrarrevolucionarios.

Junto a campañas diplomáticas anticubanas y de propaganda contrarrevolucionaria radial y escrita, hubo una ola de sabotajes para aterrorizar a la población en fábricas, escuelas, comercios, oficinas, cines y otros lugares públicos. Aviones y avionetas piratas bombardearon objetivos económicos, poblados y ciudades cubanas, causando numerosas víctimas y pérdidas materiales.

En esa etapa (1959 a 1961), unas 300 organizaciones contrarrevolucionarias fueron auspiciadas dentro de la Isla y fomentadas bandas armadas, con el saldo de más de mil bandidos puestos fuera de combate por las milicias obrero-campesinas y el Ejército Rebelde.

Fidel proclama el carácter socialista de la revolución. Foto Readio Reloj
Fidel proclama el carácter socialista de la revolución. Foto Readio Reloj

Cuba se apresta ahora a la celebración del 60 aniversario de su gran victoria y de la declaración del carácter socialista de su Revolución, efeméride también histórica para la CIA pero de su primera derrota en América.

A Washington le resultó imposible repetir con éxito en el caso cubano el modelo de una invasión mercenaria aplicado en el derrocamiento de Jacobo Arbenz, en Guatemala (1954).

 

Recordar siempre Playa Girón

El mayor fracaso de la CIA consistió en subestimar el arraigo de la Revolución y sus dirigentes en el seno del pueblo. En general ya estaban cumplidas las líneas esenciales del Programa del Moncada, enunciado por Fidel Castro en 1953, y se daban nuevos pasos hacia la justicia social.

Por esas conquistas los revolucionarios cubanos estuvieron dispuestos a vencer o morir en 1961, en la defensa de las arenas de Playa Larga y de Girón. Junto a los soldados rebeldes y la Policía Nacional Revolucionaria, las milicias constituían la tropa más numerosa presente en toda Cuba, formada por obreros, campesinos, estudiantes y población en general.

También los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), principal organización de masas, jugaron un importante papel en la neutralización de los elementos desafectos.

 

*Marta Denis Valle. Historiadora y periodista. (1943) Formación profesional en cursos de posgrado. Por más de medio siglo desarrolla el periodismo especializado en diversas temáticas, publicadas en forma digital, también en periódicos, revistas y otros medios cubanos y del exterior; en varias enciclopedias y soporte multimedia e impresos. Ha publicado dos libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *