22 septiembre, 2021

Rechazan en Colombia toma de localidades rurales por paramilitares

Comunidades de Bojayá han denunciado que más de 300 hombres armados han tomado la zona, son grupos paramilitares.

La senadora Aida Avella, de la Unión Patriótica, manifestó que mientras se recibe el año, otra vez Urabá (región geográfica) está amenazada y 'los paramilitares a sus anchas en Bojayá'.

La senadora Aida Avella, de la Unión Patriótica, manifestó que mientras se recibe el año, otra vez Urabá (región geográfica) está amenazada y 'los paramilitares a sus anchas en Bojayá'.

Un fuerte rechazo recibió este jueves la toma por paramilitares de varias comunidades en Colombia, denunciada por la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Sembrando el terror

Los paramilitares no dan tregua. Primer día del año y ya están sembrando el terror en el municipio de Bojayá, expresó el senador Gustavo Bolívar, de la Lista de la Decencia.

La senadora Aida Avella, de la Unión Patriótica, manifestó que mientras se recibe el año, otra vez Urabá (región geográfica) está amenazada y ‘los paramilitares a sus anchas en Bojayá’.

Comunidades de Bojayá han denunciado que más de 300 hombres armados han tomado la zona, son grupos paramilitares, cada vez retrocedemos más en el tiempo, hagamos lo que no hacen los medios, escribió en Twitter un usuario identificado como @DonIzquierdo.

Bojayá votó Sí a la paz

Bojayá votó Sí a la paz, hoy los paramilitares que promocionaban el No se han tomado violentamente a Bojayá. Los pueblos, los corregimientos, las veredas, también son Colombia. áMenos fuerzas militares para proteger banqueros y más para proteger al pueblo!, apuntó el usuario @PaísMenosPeor.

De su lado, el excandidato a la Presidencia y actual senador Gustavo Petro, puntualizó que después de la masacre de Bojayá (2002) y de lograr que la (exguerrilla) FARC dejara de ser factor de violencia en la región, en el gobierno de (Iván) Duque, de nuevo, los paramilitares del narcotráfico se toman Bojayá.

La semana pasada, la Comisión denunció también lo que denominó control social territorial por parte de paramilitares en las localidades de Curbaradó, Jiguamiandó, Pedeguita, Mancilla y La Larga Tumaradó, ‘en medio de la presencia de efectivos regulares del Ejército Nacional y la Policía Nacional’.

Asimismo, señaló ‘los nuevos y viejos mecanismos para impedir la restitución de tierras en la región del Bajo Atrato y en el territorio nacional, ante diferentes estrategias que han prolongado el despojo’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *