ONU confía que Biden elimine la designación de Cuba como patrocinador del terrorismo

El secretario general de la ONU, António Guterres, se opone a la designación de Cuba como país patrocinador del terrorismo decidida por la Administración estadounidense de Donald Trump, y confía en que el nuevo presidente, Joe Biden, dé marcha atrás, según aseguró este viernes su portavoz, Stéphane Dujarric.

Guterres trasladó ese mensaje al representante permanente de Cuba ante Naciones Unidas, Pedro Pedroso. En una reunión que mantuvieron el 26 de enero, explicó Dujarric.

La inclusión en la lista de países patrocinadores del terrorismo centró la conversación y, en ella, el diplomático portugués expresó su oposición a la medida de Washington.

El 11 de enero, apenas nueve días antes del fin de su mandato, el Gobierno de Trump tomó la decisión de devolver a Cuba a ese listado. Del que salió en 2015 con el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), durante el «deshielo» de la relación bilateral.

«Con esta acción, una vez más haremos responsable al Gobierno de Cuba y enviaremos un mensaje claro: el régimen de los Castro debe poner fin a su apoyo al terrorismo internacional. Además, la subversión de la justicia estadounidense», indicó al anunciar el paso el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo.

En esta lista también se encuentran países como Siria, Irán y la República Popular Democrática de Corea del Norte, y supone sanciones hacia las naciones incluidas, como restricciones a las ayudas estadounidenses o la prohibición de la venta de material de defensa.

Tras conocer la inclusión de Cuba en la lista unilateral de Washington de países supuestamente patrocinadores del terrorismo, el embajador destacó que esta acción se trata de una campaña personal de quien fuera secretario de Estado, Mike Pompeo, y su desprestigiada política exterior.

El representante permanente de Cuba ante la ONU señaló en reiteradas ocasiones que su nación rechaza el accionar terrorista en cualquiera de sus formas y manifestaciones, en particular el terrorismo de Estado que aún persiste contra varios países del mundo, como uno de los principios de política exterior contenidos en la Constitución.

Durante una reciente intervención este mes ante el Consejo de Seguridad, Pedroso ofreció detalles sobre las consecuencias para el pueblo cubano de los ataques terroristas organizados en Estados Unidos.

Al respecto, llamó a Naciones Unidas a pronunciarse en contra de ese tipo de listas y certificaciones unilaterales, políticamente manipuladas y contrarias al Derecho Internacional, que solo sirven a propósitos de difamación y coerción. En diversas regiones del mundo también se alzaron numerosas voces en contra de la inclusión de Cuba en la nómina confeccionada unilateralmente por Washington.

Biden, ¿un cambio hacia Cuba?

La Administración de Biden, mientras, ha dicho que va a analizar con tiempo si las políticas de Trump sobre Cuba. Deben ser eliminadas y si volverán a un marco de relaciones similar al que se creó en el último mandato de Obama.

«Nuestra política hacia Cuba está gobernada por dos principios: primero, apoyo a la democracia y los derechos humanos, en el centro de nuestros esfuerzos. Segundo, el hecho de que los estadounidenses, especialmente los cubanoamericanos. Son los mejores embajadores de la libertad en Cuba», señaló este jueves la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

«En línea con eso, revisaremos la política con respecto a Cuba de la administración Trump del mismo modo que estamos haciendo en un número de áreas relacionadas con la seguridad nacional», añadió Psaki.

Tras las elecciones en Estados Unidos y el triunfo electoral de Joe Biden, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel aseguró que espera una relación “constructiva” y “respetuosa de las diferencias” con ese país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *