Nueva solicitud para destitución de Jair Bolsonaro, una mirada desde Cuba

0
41

Lo que está sucediendo con Jair Bolsonaro es casi una cuestión de Karma. Cada vez más solicitudes para ser destituido del cargo y cada vez menos posibilidades de reelegirse en 2022. Este es el precio que está pagando por haber sido uno de los que estuvo detrás del impeachment contra Dilma Rouseff, por haber sido además uno de los autores intelectuales de la amplia estrategia que se armó para tener tras las rejas al líder más popular que ha tenido Brasil en los últimos tiempos tiempos: Luis Ignacio Lula Da Silva . Y sobre todas las cosas: este es el precio de su gestión como presidente.

Vamos a analizar ahora los hechos recientes. Los solicitantes de la última demanda contra él lo acusan del delito de apología de la tortura, que está tipificado en el artículo 287 del Código Penal. De que se trata?

Bueno, les cuento, hace unos días Bolsonaro afirmó ante un grupo de partidarios que la expresidenta Dilma fue torturada durante la dictadura y le fracturaron la mandíbula… Un hecho que ya es conocido. Lo inusual y hasta irrespetuoso fue que el actual mandatario expresó en un tono muy irónico y cito: Que traigan los rayos X para ver esos huesos. Yo no soy médico, pero hasta hoy espero la radiografía’.

Por supuesto las cosas no se quedaron así, Dilma reaccionó al expresar que el presidente, que es además un exmilitar, no solo la insultaba a ella, sino a miles de víctimas de la dictadura lo cual evidencia que no respeta ningún límite impuesto por la educación y el civismo. Esto fue el motivo de la solicitud que presentaron los miembros del partido de los trabajadores, la cual está firmada por varios legisladores entre ellos la diputada Gleisi Hoffmann, la exministra Eleonora Menicucci al igual que otras mujeres que fueron víctimas de tortura durante la dictadura militar.

Pero como les decía, esta es la más reciente de las solicitudes pero Bolsonaro tiene record de pedidos para su destitución por otras causas: Actos contra la democracia, la seguridad nacional y la libertad de prensa, abusos de autoridad y violación de normas sanitarias que arriesgan vidas humanas son algunas justificaciones de los pedidos de partidos políticos, legisladores, ciudadanos y asociaciones profesionales.

No obstante, se necesita una decisión por mayoría de dos tercios de diputados y senadores, algo que por ahora no se ha llevado a ese escenario, si bien cada solicitud empaña más su gestión.

Ahora bien, gran parte de los que suceda en este tiempo incidirá en los comicios presidenciales de 2022. Y Bolsonaro está buscando desde ya, excusas en caso de no tener la victoria. Por ejemplo, a raíz de los últimos incidentes en el capitolio estadounidense, el presidente brasileño justificó esa violencia alegando problemas con el voto electrónico.

Les suena esta excusa? Es parte de lo que ha dicho Trump para justificar su derrota, que si hubo fraude, que si no se contaron bien los votos, que hubo problemas con los correos. En fin. Lo cierto es que aún es temprano para hacer pronósticos sobre Brasil, pero Bolsonaro sabe que lo tiene difícil y no es precisamente porque vayan a suceder irregularidades con el voto electrónico el próximo año , algo de lo cual no tiene pruebas, sino porque sus resultados en el cargo no le dejan un buen precedente.

Para el 2022 podrían suceder muchas cosas en Brasil, una de ellas es que vuelva a la batalla política, Luis Ignacio Lula Da Silva quien es considerado por muchos el candidato más fuerte para derrotar al actual presidente. Aunque actualmente el fundador del Partido de los Trabajadores tiene sus derechos políticos vetados por la derecha, su equipo de defensa mantiene un fuerte trabajo para eliminar todas las trabas que lo invalidan para participar en el terreno político. Veremos que pasa. Por ahora, Bolsonaro está enfrentando lo que el mismo sembró: Un pésimo manejo para enfrentar la COVID-19, serias críticas a sus medidas contra los sectores más desfavorecidos y la pérdida de reconocimientos en espacios internacionales donde Brasil fue líder bajo otros gobiernos. Algunos lo llaman Karma, Sucede en la vida y en la política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 10 =