La cascada artificial es la más alta del mundo