4 agosto, 2021

Incendios forestales en Cuba ¿Cómo evitarlos desde la Ciencia?

Desde muy temprano el 2021 ha traído varias noticias sobre incendios forestales en Cuba. ¿Por qué ocurren con mayor frecuencia en estos momentos? ¿Cuáles son las características y cómo evitarlos?

El Cuerpo de Guardabosques registra alrededor de 252 incendios forestales, desde enero hasta ahora, con más de 1500 hectáreas afectadas en total (1575.75 específicamente). Incluso, entre los 12 recientes se destaca uno en el área protegida, Parque Nacional Alejandro de Humbolt. Las causas de estos fenómenos varían, aunque predominan las negligencias humanas.

Por ejemplo, las quemas ilegales e incontroladas en zonas agrícolas, los cazadores furtivos, y las sustancias estimulantes a la gran masa vegetal que se cataloga como combustible en los bosques son algunos de los motivos más comunes para los incendios. Además, la sequía y las altas temperaturas resultan consecuencias de un Cambio Climático acelerado, que intenciona estos procesos.

Si bien el fuego desempeña un importante rol dentro del ciclo vital de los ecosistemas y al igual que otros eventos naturales, actúa como agente regulador en el ordenamiento de muchos bosques; su desmedida proporción afecta los cursos de agua y la cobertura forestal, degrada los suelos, pone en riesgo la diversidad biológica y ocasiona daños a la atmósfera.

Recordemos que en 2020 se evaluaron las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los incendios en Cuba. Los datos más recientes reconocen 43 305 toneladas, y aunque esta cantidad no sobrepasa las cifras internacionales, sí se convierte en un punto de atención. Sobre todo, si tenemos en cuenta los análisis de los últimos estudios, sobre el volumen de partículas en suspensión y gases tóxicos que desprenden a la atmósfera, los incendios de vegetación.

Como vemos, los escenarios vinculados a los incendios forestales se vuelven cada vez más complejos, y se necesitan nuevas herramientas para entender, evitar y contrarrestar estos fenómenos. ¿En qué consisten?

La Pirogeografía es una de las investigaciones cuando suceden eventos de gran impacto. Resulta un estudio multidisciplinario, donde confluyen especialidades como la biología vegetal, la relación del fuego con el almacenamiento de carbono y el calentamiento global, la quema de biomasa y las consecuencias para el medio ambiente, incluso la salud humana.

Evaluar el comportamiento histórico de los incendios forestales y la cantidad de pastos invasores que pueden existir en un área determinada y funcionan como combustible, son otras vías para evadir estos casos.

Así lo demostraron investigadores de la Universidad de Massachusetts y Colorado, tras examinar especies vegetales en todo Estados Unidos. El estudio permitió identificar 12 tipos de pastos invasores que se han convertido en peligroso combustible para los recientes incendios en ese país. Gracias a la investigación pirogeográfica, descartaron la idea de que la gramínea invasiva (Bromus tectorum), la popular espiguilla, sea la principal culpable de avivar el fuego.

En Cuba, por ejemplo, los registros y análisis históricos de los incendios han determinado con exactitud la temporada en que ocurren con mayor frecuencia, además de las negligencias específicas que los provocan.

Hasta el próximo 31 de mayo viviremos la etapa más compleja del año para los incendios forestales en Cuba. Proteger nuestra salud y el patrimonio natural depende también de todos.

 

 

3 pensamientos sobre “Incendios forestales en Cuba ¿Cómo evitarlos desde la Ciencia?

  1. You really make it appear so easy with your presentation but I to find this matter to be really one thing that I think I would never understand. It sort of feels too complicated and extremely large for me. I am having a look ahead in your subsequent publish, I?¦ll attempt to get the dangle of it!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *