2 agosto, 2021

Historias de Angola para no olvidar

Angola

En Cuito Cuanavale, el 23 de marzo de 1988, la balanza favoreció a los defensores de Angola. Sin embargo, tres meses después, el milimétrico golpe aéreo sobre el complejo hidro-eléctrico de Calueque, propició que viera la luz el controvertido, pero célebre epitafio de un sobreviviente del ejército racista sudafricano, cuando escribió en una pared de la referida instalación: “Mik-23 nos rompieron el corazón”.

2 pensamientos sobre “Historias de Angola para no olvidar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *