Hablar en presente

Nadie habla de Chávez en tiempo pasado. Una sola palabra y todos saben de quien se trata, de norte a sur de América Latina y mucho más allá.

Homenaje a Hugo Rafael Chávez Frías por el legado y vigencia de su obra solidaria 

Nadie habla de Chávez en tiempo pasado. Una sola palabra y todos saben de quien se trata, de norte a sur de América Latina y mucho más allá. Nadie vivió menos ni gobernó solo catorce años, que sus ideas de presidente, el  militar, el líder y el amigo calaran tan profundo en el sentimiento de los pueblos en América Latina, y también traspasara fronteras.

Apegado siempre a las aspiraciones y necesidades de sus compatriotas, los latinoamericanos y en la humanidad, el imperio norteamericano y sus aliados levantaron de inmediato el hacha de la guerra ante las ideas de Chávez, pero la semilla ya estaba sembrada en suelo fértil.

Las pruebas  existen en abundancia en Venezuela. Los ataques y contubernios de una u otra forma de todas las administraciones norteamericanas así lo confirma. Las posibilidades reales de una agresión militar a Venezuela aparecen desde las fronteras de Colombia y Brasil hasta desembarcos aerotransportados, una guerra relámpago al estilo de la teoría de Hitler y con la mira puesta en Miraflores.

En las palabras de Chávez estaba siempre presente su  aspiración máxima de poder entregar la mayor suma de felicidad posible a todos, sin distinción de razas ni sexo.

Por eso en estos momentos en que Washington y sus secuaces arrecian  la guerra psicológica, las calumnias y las tergiversaciones sobre Venezuela y contra la obra revolucionaria de Chávez, vale la pena presentar pruebas concretas dejadas para la humanidad.

Los periodistas, testigos de la verdad, tenemos el deber de revolver y remover historias. Sirva a la vez de homenaje el testimonio de una visita a la Escuela Latinoamericana de Medicina, en Venezuela, en 2 mil once, una realidad, como le gustaba decir a Chávez citando a ese otro inmenso, José Martí, ¨amor con amor se paga¨.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *