27 julio, 2021

Envejecimiento poblacional en Cuba: desafíos desde la ciencia y la tecnología

La Organización de Naciones Unidas estima que, para el año 2050, entre los países más envejecidos a nivel mundial, estará Cuba como único representante latinoamericano.

La Organización de Naciones Unidas estima que, para el año 2050, entre los países más envejecidos a nivel mundial, estará Cuba como único representante latinoamericano.

 

 

 

 

Ante estos datos, por qué debemos profundizar en las causas del fenómeno; ¿resultan imprescindibles las iniciativas, desde la ciencia, para garantizar mejor calidad de vida?

 

 

 

Investigaciones demográficas indican que Cuba, en solo 50 años, ha transitado del 9,4 % de ancianos en 1970 al 20,1 por ciento en la actualidad. Los estudios demuestran un importante crecimiento de la población de 75 años y más, con minoría en los volúmenes de edad para el trabajo, además de la concepción de hijas e hijos; por lo tanto, persisten bajos índices de reemplazo poblacional y de la fuerza laboral.

 En este contexto llegó hace más de un año, la COVID-19, con mayor vulnerabilidad para los ancianos, no solo por la edad, también por enfermedades habituales en este grupo, como las crónicas no transmisibles, por ejemplo: hipertensión, diabetes o cardiopatías.

Según explica, el asesor de BioCubaFarma, Dr.Cs. Agustín Lage es imprescindible reforzar las capacidades de hacer salud pública para una población envejecida. «Las enfermedades agudas se tratan de una manera aguda, tú tienes una neumonía y vas a tomar penicilina una semana y se acabó la neumonía. Pero tienes una hipertensión y vas a tener que tomar antihipertensivos toda la vida, es decir que el fenómeno de las enfermedades crónicas es un fenómeno que genera una enorme producción de medicamentos», recalcó.

Ante esta realidad Cuba ha apostado por el desarrollo de la Biotecnología, aunque su producción resulte más compleja que la química sintética. Hablamos de una ciencia muy demandada hoy por la industria farmacéutica y que cuenta con reconocidos productos, incluso para las enfermedades crónicas no transmisibles, como el Policosanol o PPG, de elevada eficacia en el tratamiento de la hiper-colesterol-emia, uno de los mayores factores de riesgo coronario.

«En el momento actual ya se calcula que el 30 por ciento del mercado farmacéutico son productos biotecnológicos y que ese porcentaje va a llegar próximamente a un 50 por ciento, quiere decir estamos transitando hacia una farmacopea que depende de la Biotecnología y eso es un cambio mayor», destaca Lage.

Queda claro que la Biotecnología provoca el incremento de la esperanza de vida. Pero más allá de esta ciencia, otras alternativas deben dinamizarse para el bienestar de una población, en su mayoría envejecida.

Los proyectos que abarquen la inclusión ciudadana, pueden transitar desde espacios en el Comercio Electrónico, alternativas de alimentación convenientes, tecnologías asequibles en la salud; hasta programas educativos y de comunicación para las personas de la tercera edad, que les permitan también compartir experiencias, aprovechar al máximo todas las herramientas del ciberespacio o Internet, y acceder a nuevas modalidades de entretenimiento y trabajo.

El envejecimiento poblacional impone muchos desafíos en el diseño y ejecución de políticas públicas. Sin dudas, los enfoques medioambientales, de la ciencia y la tecnología fundamentan rutas importantes en el camino.

3 pensamientos sobre “Envejecimiento poblacional en Cuba: desafíos desde la ciencia y la tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *