28 julio, 2021

Entre abril de 2019 y diciembre de 2020, Cuba ha sufrido pérdidas en el orden de los 9 157 millones de dólares debido a la política genocida promovida por el gobierno de los Estados Unidos contra la Mayor de las Antillas. Durante seis décadas, los daños ascienden a 147 853 millones de dólares.

Por más de 25 años, el mundo ha calificado al bloqueo como una violación flagrante del derecho internacional y a la Carta de las Naciones Unidas, y la consideran el principal obstáculo para el desarrollo de la nación caribeña.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha denunciado el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a nuestro país durante la pandemia de COVID-19.

Desde las Naciones Unidas, México reiteró su llamado a poner fin al bloqueo contra Cuba pues atenta contra la defensa del multilateralismo y la autodeterminación de los pueblos que defiende el país norteño. Al mismo tiempo, recalcó que toda medida unilateral concebida como un medio de presión política contraviene los principios de la Carta de Naciones Unidas. El representante  mexicano ante Naciones Unidas, condenó categoriacmente el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba que ha afectado no solo la soberanía del pueblo cubano, sino también los intereses de terceros países. «Frente una pademia como la que enfrentamos resulta impostergable poner fin el bloqueo que se mantiene sobre Cuba», concluyó.

A su vez el representante de Vietnam reafirmó que el bloqueo económico y financiero contra Cuba es el sistema más injusto y prolongado  que se ha impuesto a un país en la historia moderna, y  ha supuesto un sufrimiento interminable a varias generaciones por ser el principal obstáculo para el desarrollo de la nación caribeña. Vietnam renueva su compromiso constante para la salvaguarda de los derechos internacionales.

Rusia explicó que con la situación provocada por la COVID-19 los países deberían tener autonomía total de reclamar el levantamiento de dichas medidas restrictivas en el contexto de la pandemia mundial. Consideramos que esto es otra campaña desacreditadora como la que se realizaton contra los médicos y farmacéuticos cubanos que brindan su soidaridad al mundo.  La Federación Rusa espera que por fin en la nueva administración de Washington reine el sentido común y cambien estas políticas.

Por su parte, el representante de Venezuela en Naciones Unidas, expresó que mientras que Estados Unidos tiene miles de funcionarios por todo el mundo para extorsionar a los países con enfermedades y sufrimiento, Cuba tiene médicos ayudando solidariamente por todo el mundo.

“La política de asfixia representa el sistema de medidas unilaterales más injusto, prolongado de la historia universal. Se trata un ataque al sistema de las relaciones internacionales en conjunto (…) Está demostrado que la guerra económica tiene un impacto mayor que la guerra convencional. De ahí que la agresión contra Cuba es una amenaza para la comunidad internacional”, sentenció.

 

«El Bloqueo contra cuba no es un asunto bilateral sino una lacerante falta al multilateralismo», sentenció más adelante, el representante Bolivia, quien también expresó que luego del golpe de Estado su nación se suma a las naciones libres y soberanas del mundo para condenar de manera más enérgica el bloqueo comercial, económico y financiero que hace más de medio siglo impone Norteamérica a la Isla.

Los debates de hoy en día se basan en alcanzar los objetivos 2030, el desarrollo sostenible y vencer la pandemia, sin embargo, esta política estadounidense atenta contra todos estos fines, específicamente contra el desarrollo del pueblo cubano. Aprovecho esta oportunidad para agradecer la solidaridad que ha salvado miles y miles de vidas en mi país y en el mundo.

1 pensamiento sobre “El mundo dice NO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *