20 junio, 2021

Día Mundial de las Abejas: seis razones para estar agradecidos a las reinas del campo

Las abejas son imprescindibles para el futuro de la alimentación. Reconozcamos el papel clave que desempeñan los polinizadores para garantizar la seguridad alimentaria a nivel mundial.

Día Mundial de las Abejas: es hora de apreciar la labor de los polinizadores.

Día Mundial de las Abejas: es hora de apreciar la labor de los polinizadores.

El cuerpo de las abejas; he ahí el secreto de la polinización, un proceso fundamental para la supervivencia de los ecosistemas, esencial en la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres.

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas. En ocasión de esta jornada, Canal Caribe comparte seis razones para estar agradecidos a las reinas del campo.

1. Mejoran nuestras dietas al proporcionar alimentos ricos en micronutrientes

Muchos de los alimentos muy nutritivos y ricos en micronutrientes -como las frutas, algunas hortalizas, semillas, frutos secos y aceites-, desaparecerían si no hubiera polinizadores. Sin polinizadores no tendríamos algunos de los alimentos que tanto nos gustan y que necesitamos para estar bien nutridos como mango, cacao y café.

2. ¡Nos dan miel!

¿Sabías que de las más de 20 000 especies de abejas solamente 7 producen miel? ¡Las abejas melíferas occidentales producen 1,6 millones de toneladas de miel cada año! Este maravilloso producto es un edulcorante natural que tiene también propiedades antibacterianas y antisépticas. La miel ha formado parte de la civilización humana desde hace miles de años.

3. Destacan por su ética profesional

Una sola abeja melífera suele visitar unas 7 000 flores al día, y se necesitan cuatro millones de visitas para producir un kilo de miel. Cada abeja forma parte de un equipo que trabaja incansablemente para contribuir al crecimiento y productividad de su colmena recolectando la máxima cantidad posible de polen, polinizando al mismo tiempo numerosas especies de plantas.

4- Mejoran el sabor de nuestros alimentos

Las plantas polinizadas adecuadamente producen frutas y hortalizas más grandes, uniformes y sabrosas. Las plantas evalúan cuánto esfuerzo necesitan para producir una fruta o una hortaliza. Si una planta no se ha polinizado adecuadamente, no invertirá necesariamente sus recursos de manera uniforme, produciendo en consecuencia frutas y hortalizas deformes o blandas.

5- Aumentan la producción de alimentos y la seguridad alimentaria

Un estudio realizado en varias explotaciones agrícolas pequeñas encontró que cuando la polinización se gestionó adecuadamente, el rendimiento agrícola aumentó de media un 24%. Las abejas y otros insectos polinizadores están mejorando la producción de alimentos de 2 000 millones de pequeños agricultores en todo el mundo, ayudando a garantizar la seguridad alimentaria. La obtención de miel de colonias de abejas silvestres continúa siendo también un componente importante de los medios de vida de las poblaciones.

6- Mantienen la biodiversidad

La polinización es uno de los procesos más importantes de la naturaleza que contribuyen a la biodiversidad. Ayuda a producir una gran variedad de plantas, muchas de las cuales también son cultivos alimentarios. Se estima que el 90 por ciento de las plantas con flores dependen de la polinización para reproducirse. Aunque a menudo se pasa por alto, las abejas y la apicultura forestal contribuyen igualmente a mantener los ecosistemas forestales, ya que la polinización ayuda a regenerar los árboles, lo que a su vez contribuye a conservar la biodiversidad forestal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *