Cuba está presente en Sudáfrica

0
165

Amanece en Sudáfrica y la vida adquiere el ritmo vertiginoso del desarrollo. Quien camina sus malls o complejos de colosales tiendas, sus avenidas y parques, rendidos a la historia pero también al consumismo sin límites, no imagina que en si misma se puede esconder la pobreza, esa que hasta para el turista más indiscreto suele pasar desapercibida.
En Soweto, una de las localidades mayoritariamente empobrecidas de Sudáfrica cientos de niños se adentran en la danza clásica, un aprendizaje anteriormente reservado aquí para la élite.

ARVE Error: json decode error code 4

El sueño del exbailarín sudafricano Dirk Badenhorst de crear en su país una compañía de ballet, pasa por el aporte de Cuba. Las maestras camagueyanas María de los Angeles y su hija han formado en suburbios y municipios a cientos de profesores sudafricanos para que este arte se extienda en las escuelas, abrazando a todas las razas.
Asi sucede en una academia infantil de la Thesele Secondary School, donde un niño de solo 4 años se esfuerza por ser el mejor de la clase.
El cómo hacer bailarines clásicos en Sudáfrica no será tarea fácil, pero Cuba está presente allí donde casi nadie avista la pobreza. Donde renace la aspiración de que el ballet clásico este al alcance de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + catorce =