23 septiembre, 2021

¿Cómo se conectan los paisajes desde las montañas cubanas?

El Día Internacional de las Montañas de este año es una jornada para celebrar la alta biodiversidad en esos ecosistemas y hablar de las amenazas a las cuales se enfrentan.

El Día Internacional de las Montañas de este año es una jornada para celebrar la alta biodiversidad en esos ecosistemas y hablar de las amenazas a las cuales se enfrentan.

Las montañas se destacan como unos de los paisajes más espectaculares del mundo. Su topografía única, zonas climáticas comprimidas y aislamiento han creado las condiciones para un amplio espectro de formas de vida.

Los ecosistemas de montaña son ricos en biodiversidad. Estos ecosistemas abarcan una gran diversidad de especies de fauna y flora, muchas de las cuales son endémicas. Gracias a su topografía diferenciada en términos de altitud, pendiente y exposición, las montañas ofrecen oportunidades únicas para los cultivos, la horticultura, el ganado y especies forestales.

El cambio climático, las prácticas agrícolas insostenibles, la minería industrial, la tala y la caza furtiva tienen un alto costo para la biodiversidad de las montañas. Además, los cambios en el uso y cobertura del suelo así como los desastres naturales, pueden acelerar la pérdida de biodiversidad y contribuir a crear entornos frágiles para las comunidades de montaña. La degradación de los ecosistemas, la pérdida de los medios de vida y la migración de las poblaciones que viven en las montañas, pueden conducir al abandono de las prácticas culturales y las tradiciones que han mantenido la biodiversidad de las montañas durante generaciones.

Por esas razones se gestan varios proyectos también en Cuba.

Conectando Paisajes

Este proceso implica un cambio de paradigma en la conservación de la biodiversidad y la gestión de áreas protegidas en Cuba, desde un enfoque de paisaje que integre las áreas protegidas y sus áreas de influencia.

El enfoque de paisaje es el modo de manejar, de manera práctica e integral, el hábitat, a nivel del paisaje. Este concepto implica la aceptación intrínseca del ser humano como componente del paisaje. Una nueva manera de conservar la biodiversidad, a escala paisajística, mediante la conectividad de los ecosistemas montañosos, donde se integran intereses económicos y conservacionistas, de manera armónica, en función de mitigar las pérdidas y aumentar la capacidad de generar bienes y servicios ambientales para mejorar el bienestar social de los pobladores de las montañas.

La gestión sostenible de la biodiversidad en las montañas se reconoce cada vez más como una prioridad mundial. El meta cuatro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 15 corresponde a la conservación de la biodiversidad en las montañas considerando su importancia global. La biodiversidad está actualmente en primer plano como se evidencia con la declaratoria de la década del 2021 al 2030 como la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas y con la negociación, por parte de los gobiernos, del Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020 que se adoptará este año en la 15ª reunión de la Conferencia de las Partes ( COP 15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Como parte de las iniciativas agrícolas en suelos montañosos cubanos, te invitamos a disfrutar estas imágenes del fotógrafo Ricardo Tamayo, y un segmento de nuestro canal que responde a la siguiente cuestión: ¿Cuáles son los retos de los ecologistas cubanos para la protección del Medio Ambiente?

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *