30 julio, 2021

Para que no nos afecte el caracol gigante africano

El Caracol africano además de arrasar con campos de cultivo puede infectar al hombre y provocarle meningoencefalitis eosinofílica.

Mucho se escucha hablar hace ya unos meses del caracol gigante africano, una de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, hoy presente en Cuba. El Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal, el CITMA, la agricultura, el ministerio de Salud trabajan de conjunto para enfrentar esta plaga tan dañina para la agricultura y para el ser humano.

Me motivo a hablar del tema, porque desde hace meses escriben muchos televidentes desde Alamar preocupados porque este molusco está invadiendo toda la zona urbana y temen por niños de la zona.

Muy cerca de casa también se ha propagado viéndolo en jardines, a la mano de todos los curiosos que pasan, miran y hasta en ocasiones los tocan sin tener en cuenta los daños que pueden ocasionar.

El mismo Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal emitió indicaciones para que la población contribuya al control y eliminación del caracol gigante africano.

Una de las medidas consiste en la destrucción de la concha y cerrarla herméticamente en una bolsa que pudiera enterrarse, especialistas también añaden que de forma alternativa puede quemarse de manera segura o sumergirla en una solución de sal o cal al 3% por 24 horas y luego sepultarla.

No deben ser arrojados vivos en ríos, solares yermos, calles o en la basura destinada a recoger por el servicio de comunales.

Tampoco consumirlos, comercializarlos, dispersarlos o usarlos como carnada, ofrenda a deidades afrocubanas u otros usos, y en caso de tener contacto directo con la baba del caracol, lavarse con abundante agua y jabón la zona expuesta.

El caracol gigante africano es oriundo de África del Este, desde donde se ha dispersado a gran parte de los países de la franja tropical y subtropical del planeta y actualmente está presente en todos los continentes. La especie se detectó en Cuba en el 2014, actualmente ha aparecido en 13 provincias y solo no ha sido reportada su presencia en Guantánamo, Pinar del Río y Cienfuegos. De ahí la importancia de sensibilizarnos con este tema y más que aterrarnos , saber qué medidas tomar.

A mi juicio se necesita de más información, de herramientas comunicativas que den a conocer cómo combatir esta especie tan perjudicial para el Medio Ambiente.

El Caracol africano además de arrasar con campos de cultivo puede infectar al hombre y provocarle meningoencefalitis eosinofílica, de ahí el cuidado que debemos tener en casa, lavar cada alimento que compremos antes de consumirlo, lavarnos las manos, cocinar bien los alimentos.

Hasta el momento no se ha podido relacionar a este molusco con ningún paciente de meningitis en Cuba, de ahí la importancia de prevenir, de conocer qué hacer, cómo actuar al ver a uno de estos caracoles. Por su parte en la agricultura aunque se ha comprobado que puede llegar a consumir al menos 250 plantas incluso transmitir enfermedades patógenas a los cultivos no se reportan pérdidas considerables a los cultivos. Toca también el control en los campos. Lo más importante para erradicarlo es el saneamiento inmediato, siempre usando para cogerlos una bolsa de nailon en la mano.

No se trata de mostrar pánico sino de saber qué hacer para eliminar a este intruso que llegue la información oportuna, los procedimientos, el qué hacer, a mi juicio lo más importante es hoy una estrategia comunicativa que permita un efectivo enfrentamiento, prevenir es importante llamar a entidades especializadas sí, pero también enfrentarlo nosotros mismos sabiendo cómo hacerlo. Recuerde que esto es Comentar Cuba un espacio que sólo pretende hacer d esta nuestra isla un mejor país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *