Brasileños vuelven a las calles por destitución de Bolsonaro

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y los frentes Brasil Popular y Povo Sem Medo (Pueblo sin Miedo) convocaron para hoy y mañana nuevas manifestaciones callejeras para exigir la destitución del presidente Jair Bolsonaro, según informa Prensa Latina.

Los organizadores informaron que al menos 70 ciudades confirmaron concentraciones, marchas con bicicletas y actos públicos, sin aglomeraciones, para presionar por la apertura del proceso de impeachment (juicio político) contra el mandatario.

También la movilización nacional incluye la demanda denominada Vacuna ya y gratuita para toda la población, el fortalecimiento del Sistema Único de Salud, la protección de los puestos de trabajo y la ampliación de la ayuda de emergencia en el valor mensual de 600 reales (110 dólares) hasta el final de la pandemia de Covid-19.

Para la CUT y los movimientos sociales, todas estas agendas que preocupan a los brasileños pasan por la lucha por la democracia y el grito Fuera Bolsonaro frente a la nueva composición de la Cámara de Diputados y el Senado, más alineada con el gobierno.

Hasta la fecha, al menos 70 solicitudes de impeachment contra el exmilitar están entregadas en el órgano legislativo.

El portal de noticias Rede Brasil Atual asegura que con la elección como titular parlamentario de Arthur Lira, apoyado por Bolsonaro, la recepción de las denuncias se hará más difícil, aunque los movimientos creen en la presión popular para la apertura del proceso de exoneración.

De acuerdo con el sitio, el coordinador nacional de la Central de Movimientos Populares, Raimundo Bonfim, admitió que el nuevo mando en Diputados será un obstáculo, pero ‘sin movilización y organización de actos es realmente imposible siquiera poner bajo análisis los pedidos de impeachment’.

Insistió en que resulta ‘posible ir en un crescendo de movilización y presión para socavar la popularidad de Bolsonaro y aumentar su desgaste’.

Denunció que 40 millones de brasileños sobreviven en situación de extrema pobreza y se superaron los 10 millones de casos confirmados de Covid-19, con más de 240 mil muertos.

‘Las personas están sin vacunas, desesperadas, sin encontrar trabajo, y Brasil entregado a este grupo de milicianos que no tienen ningún compromiso con la nación y los trabajadores y trabajadoras’, subrayó Bonfim.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *