Arte Jiu-jitsu en Cuba: un acercamiento a la cultura nipona

1
958

Cuba es uno de los pocos países que cuenta con su propio estilo de Jiu-Jitsu  o el llamado Arte suave. Según cuenta la leyenda, el creador de este arte, Chin-Heng-Ping,se basó en la flexibilidad y la  fortaleza del sauce para soportar el cruel invierno japonés. Con esta inspiración creó cientos de movimientos.

Joshin-Ryu  ayudante  de  Ping, a la muerte de su maestro, desarrolló un manual sobre las técnicas y fundó la primera escuela que tenía como fundamento “la no oponencia a la fuerza, sino ceder a ella para vencer a la resistencia con la no-resistencia”.

Desde Japón este arte marcial llega a Cuba en el siglo XX, gracias a Morita Sigetoshi[1], emigrante que vivió en la nación caribeña desde 1925  hasta su fallecimiento en 1982. Maestro y fundador  del  Jiu-Jitsu ´´Morita Ryu´´ en el  país, creó  varias escuelas para enseñar un arte que forja respeto, lealtad y responsabilidad en quienes la practican.

El Maestro Morita Sigetoshi fundador del Jiujitsu cubano. Foto Archivo

En el  aniversario  114 del natalicio  del sensei Morita, la Sala Polivalente Kid Chocolate en La Habana fue sede de una presentación de artes marciales en la que los alumnos rindieron honor a su sensei.

El evento contó con la participación de personalidades como Lupo Darío Calderón Ramírez, presidente de la Fundación Morita Ryu, Alfredo Jacinto Rojas Tamayo (Freddie), presidente de la Asociación Nacional GoyuRyu.

Los maestros Jesús Pi, Décimo Dan de JiuJitsu y Cuarto Dan de NamboSatori Kan, Víctor Cuesta Salazar  Octavo Dan de Jut-jisu, Israel Martínez Décimo Dan de JiuJitsu, César Towie Cuesta, representante de la Cátedra de la Cultura Japonesa en Cuba figuraron entre los participantes.

Según explicó a CubaTv Rodolfo Díaz Iglesias[2] , presidente  de la Cátedra de la Cultura Japonesa de la Universidad de las Artes (ISA) y especialista en medicina tradicional japonesa ShiatsuMasunaga,  (técnicas anticancerígenas) esta cátedra surgió hace 22 años y  fue creada por académicos del  ISA  en conjunto con estudiantes japoneses.

Desde 1999 abrió sus puertas a la comunidad para impartir cursos extensivos universitarios y talleres sobre  Medicina Tradicional e idioma japonés. La Embajada Japonesa aporta el respaldo en el ámbito técnico y cultural.

La escritora e investigadora Mercedes Crespo, primera mujer cubana en recibir una condecoración del emperador japonés por sus aportes a la cultura  asiática y  segunda en el mundo,  es la principal asesora y conferencista de la cátedra.

Cada año, del 5 al 9 de noviembre, Cuba celebra la Jornada de la Cultura Japonesa. En esta ocasión se impartirán conferencias sobre la estética de las artes marciales y se realizarán desfiles Cosplayer.

[1]Descendiente del Clan Mori, una de las castas samurái de la ascendencia GenjiSeiwa por la línea de Minamoto no Yoshiie a través de su séptimo hijo, Minamoto no Yoshitaka. Este clan pertenecía al Daimyo hasta el periodo Meiji en que su familia se hace parte de la nobleza con títulos de Vizcondes hasta el periodo posterior Taisho.

[2] El primero de diciembre el presidente de la Cátedra  ofrecerá un conversatorio  sobre la Medicina Tradicional Japonesa  en la Casa de Asia a las 2:00pm.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 4 =