4 agosto, 2021

Análisis desde Cuba: ¿Cómo llega ACNUR a su aniversario 70?

Análisis desde Cuba: ¿Cómo llega ACNUR a su aniversario 70? Foto: Internet

Análisis desde Cuba: ¿Cómo llega ACNUR a su aniversario 70? Foto: Internet

La historia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados es la historia de millones de personas, de personas que tuvieron que dejar su hogar por guerras o desplazamientos forzados. Es el testimonio de los que lograron empezar de nuevo en otro país, pero es también la historia de los que murieron en el intento. De acuerdo con un informe oficial, el desplazamiento forzado a nivel global superó los 80 millones a mediados de 2020.

ARVE Error: Invalid URL https://youtu.be/Httki6_84tk in url

Y la COVID-19 ha complicado más este escenario. En el pico de la primera ola de la pandemia, estamos hablando de abril, un total de 168 países cerraron total o parcialmente sus fronteras. Fue en este un momento difícil para la ACNUR pues debía encontrar soluciones temporales para proteger de la covid 19 a esas millones de personas.

Los trabajos de la organización para frenar la pandemia se evidenciaron en la donación de tiendas para hospitales, clínicas y albergues, asi como la capacitación de autoridades sanitarias locales. Además, la ACNUR apoya el alojamiento de familias vulnerables en múltiples ubicaciones por medio de nuevos alojamientos o albergues temporales.

En algunos países africanos que enfrentan conflictos armados, la organización ha mejorado la infraestructura para el agua potable en centros de aislamiento y distribución de alimentos, al igual que insumos sanitarios como jabon y gel a personas refugiadas, desplazadas internas y comunidades de acogida.

En el caso de nuestra región, la Oficina Regional de ACNUR para el sur de América Latina ha brindado apoyo a través de asistencia en efectivo, kits de alimentos, abrigo e higiene, orientación y alojamiento a un total de 94 mil 370 personas refugiadas y migrantes en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay entre marzo y octubre de este año.

Son algunos ejemplos de acciones concretas que ejecuta ACNUR en el empeño de proteger a estas personas. Sin embargo como bien afirmó, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filipo Granddi “La mejor forma de protegernos es permitir que todas las personas tengan acceso total a los servicios sanitarios”.

Por supuesto, esta medida pasa por la particularidad de cada país, teniendo en cuenta que existen diferentes tipos de sistemas de salud y la pandemia ha demostrado la ineficacia de varios de ellos. Por eso, en el 70 aniversario del ACNUR, el alto comisionado enuncio una frase que para muchos pudiera resultar contradictoria pero que encierra la esencia del fenómeno.

Filipo Grandi ha dicho y cito “mi desafío para la comunidad internacional es el siguiente: déjenme sin trabajo. Que su objetivo sea crear un mundo en el que de verdad no sea necesaria una Agencia de la ONU para los Refugiados porque nadie se vea obligado a huir. Y agregó además: No me malinterpreten: tal y como están las cosas, nuestro trabajo resulta crucial; pero la paradoja es que no deberíamos existir.

Si seguimos cumpliendo muchos más aniversarios, la única conclusión que se podrá sacar, será que la comunidad internacional habrá fallado. Así lo expresó el alto comisionado y lo más interesante es que la organización fue creada el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de la ONU para abordar la situación de los refugiados en Europa después de la Segunda Guerra Mundial y estaba concebida para un mandato de solo 3 años, pero sigue activa y necesaria 70 años después.

Para que usted tenga una idea, si se resolvieran las causas que provocan el desplazamiento en tan solo cinco países, millones de personas refugiadas podrían volver a casa, al igual que millones de personas desplazadas internas.

Ahora, cuando empiece el 2021 y con él, el proceso de vacunación en varios países, también deberá buscarse una solución para que esos millones de personas que no están en sus países de origen por desplazamientos forzados, puedan recibir la vacuna, sobre todo cuando el secretario general de la ONU António Guterres, ha dejado claro que cualquier vacuna contra la Covid-19 debe considerarse un bien público global, disponible para todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *