Albert Einstein, ¿qué sabes de su visita a Cuba?

El Premio Nobel de Física asistió a una recepción que se le ofreció en el Paraninfo de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, celebrada por esta institución y la Sociedad Geográfica de Cuba en 1930.

Albert Einstein en Cuba. Foto: Internet.

Albert Einstein, el creador de la Teoría de la Relatividad, y Premio Nobel de Física de 1921, llegó a La Habana el 19 de diciembre de 1930 y tuvo en la capital de todos los cubanos un gran recibimiento.

Permaneció apenas 30 horas en suelo cubano. El periódico El Heraldo de Cuba anunció: «El sabio alemán que niega la prolongación al infinito de dos líneas paralelas entre sí, fue huésped ayer de nuestra capital».

Noticia sobre la visita de Einstein en un periódico cubano de la época. Foto: Internet.
Noticia sobre la visita de Einstein en un periódico cubano de la época. Foto: Internet.

Excelentes caricaturas de Román y Massaguer sobre el eminente físico calzaron las informaciones en la prensa de su visita al entonces Museo Nacional de Historia de las Ciencias, Carlos J. Finlay, donde recibió el cálido homenaje de los científicos e intelectuales del patio.

Einstein en La Habana, visto por los caricaturistas Román (a la izquierda, con el autógrafo de Einstein) y Massaguer. Foto: Internet.
Einstein en La Habana, visto por los caricaturistas Román (a la izquierda, con el autógrafo de Einstein) y Massaguer. Foto: Internet.

En el Libro de Oro de la Sociedad Geográfica, donde se le rogó dejara escritas unas líneas, expresó el distinguido visitante: «La primera sociedad verdaderamente universal fue la sociedad de los investigadores. Ojalá pueda la generación venidera establecer una sociedad económica y política que evite con seguridad las catástrofes.»

Einstein escribe en el Libro de Oro de la Sociedad Geográfica de Cuba. Foto: Internet.
Einstein escribe en el Libro de Oro de la Sociedad Geográfica de Cuba. Foto: Internet.

Einstein, alemán de origen judío, posteriormente nacionalizado suizo y estadounidense, fue elocuente al referirse a los problemas socioeconómicos del mundo en aquel momento.

El profesor —nacido en Ulm (ciudad del Imperio alemán) el 14 de marzo de 1879, y fallecido a los 76 años en Princeton, Estados Unidos, el 18 de abril de 1955— visitó la Sociedad Cubana de Ingenieros y la Sociedad Geográfica de Cuba.

Al pie de una amplia gráfica, otro diario capitalino comentó: «Einstein dirige un saludo a sus anfitriones cubanos en el paraninfo de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, cuyos locales pertenecen actualmente al Museo Nacional de Historia de las Ciencias Carlos J. Finlay».

Einstein dirige un saludo a sus anfitriones cubanos en el paraninfo de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, cuyos locales pertenecen actualmente al Museo Nacional de Historia de las Ciencias "Carlos J. Finlay". Foto: Internet.
Einstein dirige un saludo a sus anfitriones cubanos en el paraninfo de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, cuyos locales pertenecen actualmente al Museo Nacional de Historia de las Ciencias «Carlos J. Finlay». Foto: Internet.

Einstein también participó en un banquete organizado en su honor, pero no pudo visitar la Universidad de La Habana porque el centro de estudios había sido clausurado por el dictador Gerardo Machado debido a las manifestaciones de rebeldía de sus jóvenes estudiantes.

No obstante, visitó lugares lujosos de la ciudad y luego, cumpliendo sus deseos expresos, recorrió zonas rurales y barrios donde convivían familias pobres y necesitadas.

El científico alemán anunció en 1905 lo que llamó su Teoría de la Relatividad Especial sobre la vinculación de la masa y la energía y en 1915 dio a conocer lo que denominó la Teoría de la Relatividad General, en la que reformuló por completo el concepto de la gravedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *