¡388 casos positivos, está bueno ya!

0
89

En la mañana de este domingo se reportaron 388 nuevos pacientes positivos a la Covid-19 para un total de 2534 casos activos, cifra más alta de contagio desde el inicio de la pandemia en Cuba. A este alarmante dígito lo acompañan tres nuevos fallecidos, 7 pacientes en estado crítico y 17 graves. Las 181 altas clínicas no representan un balance a la situación.

El Dr. Francisco Durán, director del Departamento de Epidemiología del MINSAP, una vez más dejó claro en la conferencia de prensa matutina del pasado sábado 9 de enero, que mientras no exista una vacuna definitiva, la disciplina es el principal método para sobreponernos a la pandemia.

El 2020 fue año difícil. Extremadamente difícil. La pandemia de Covid-19 azotó sin misericordia, y nuevamente, aprendimos lo indefensos que somos ante los embates de la naturaleza. El pasado 31 de diciembre a las 11:59 PM, desde todas las latitudes, deseamos con todas nuestras fuerzas que el nuevo año nos diera una segunda oportunidad.

Sin embargo, a pesar de la experiencia acumulada de cómo convivir seguramente con el nuevo coronavirus, la ardua labor del Gobierno y las autoridades sanitarias y los bajos indicadores de contagios logrados gracias al esfuerzo conjunto, hemos sido testigo del rebrote a todo lo largo y ancho del país en las últimas semanas.

Las causas se pueden reducir a una sola, falta de precepción del peligro, traducida en el no cumplimiento del distanciamiento social, el mal uso del nasobuco, la violación de los protocolos de seguridad por parte de las personas que arriban del exterior y sus familiares, las fiestas y reuniones masivas por fin de año…

“¡Está bueno ya!”, exclamó el Dr. Durán en nombre del bien común, de la sensatez, de la vergüenza. En nombre de los médicos que se baten día a día contra la propia Covid-19; en nombre de las largas horas de laboratorios que pasan los científicos desarrollando las diferentes vacunas; de los estudiantes y voluntarios que trabajaron incesantes en los centros de aislamiento; de los adultos responsables que cuidan a sus niños y ancianos; de los periodistas que no han dejado de informar; de los choferes que trasladan pacientes; de los trabajadores interruptos. En nombre de la economía. En nombre de Cuba ¡está bueno ya!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =