Menú

Venezuela aboga por la paz desde Moscú

Venezuela aboga por la paz desde Moscú

Venezuela abogó por la unión de esfuerzos en aras de globalizar la liberación y la paz en el orbe, y crear un bloque de Estados razonables, durante la VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú.

Entramos en una época de geopolítica para la liberación y la paz, y es necesario que Estados respetuosos del derecho internacional, la soberanía y los nexos entre naciones, conformen un bloque, declaró el jefe del Consejo de Defensa de la Nación, Pascualino Angiolillo Fernández.

Pero esos países deben hacerlo en una alianza para juntos garantizar la solución de grandes necesidades de nuestros pueblos, declaró a Prensa Latina el alto oficial venezolano.

Como bloque, si existiese algún actor irracional en el planeta, entonces éste debe entender que con esa posición no llega a ninguna parte y por ello debe sumarse y dejar un lado la política de irrespeto de los principios por los cuales los pueblos están dispuestos a luchar, apuntó.

Al referirse a las amenazas de agresión de Estados Unidos, Angiolillo Fernández se remitió al discurso de ayer en este foro del secretario del Consejo Nacional de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, quien se refirió a la existencia de una guerra híbrida.

Ese enfoque de guerra híbrida es la combinación de doctrinas de guerra, de lucha no armada y la posibilidad también de una intervención militar, comentó el académico militar venezolano.

Precisamente, el presidente estadounidense, Donald Trump, en un reciente discurso habló de que no descarta la opción militar contra Venezuela. Cuando fracasa la aplicación sistemática de métodos de lucha no armada, es cuando se busca la opción bélica, consideró el general.

Sin embargo, ellos utilizan todas las opciones. Aplican la doctrina del estado forajido o villano, comentó a esta agencia el militar venezolano.

Con esa doctrina se busca satanizar al que ejerce el poder en un país para que justifique una opción militar como una acción dentro de lo que ellos llaman responsabilidad de proteger, es decir, las intervenciones o pretextos humanitarios, subrayó el funcionario.

De acuerdo con Angiolillo Fernández, a Venezuela se le aplica los métodos de poder duro, blando e inteligente, de Estado fallido o el caos constructivo, otra doctrina, desarrollada por el filósofo norteamericano Signey Vresinsky, autor del libro El gran tablero mundial.

Vresinsky afirma que se pueda construir el caos, con la identificación de variantes que desatan el caos para afectar el estado de bienestar de una población, comentó el funcionario venezolano.

La aplicación de medidas para crear las dificultades de la población, como consecuencia de una guerra multidimensional por parte de Estados Unidos, llevó a los venezolanos a cerrar filas, crear conciencia e identificar debilidades, declaró el alto oficial suramericano.

Existe otra teoría desarrollada por Estados Unidos como la responsabilidad de proteger, es decir, crear las condiciones para que la población mundial perciba que en Venezuela hay una crisis humanitaria y una afectación importante del estado de bienestar de la nación.

Sin embargo, nadie dice que ello es una afectación como consecuencia del poder duro, es decir, los bloqueos y boicots que el gobierno norteamericano impone a Venezuela, después que imponen una matriz para tratar de hacer ver al mundo que se trata de un país forajido.

Nosotros consideramos que entramos en una nueva forma de guerra, que no es solo contra Venezuela, sino contra el país poseedor de los recursos que ellos necesitan, comentó el general venezolano.

Por otro lado, estimó que, si un país quiere conservar la paz, debe prepararse para la guerra. El hecho de que tu tengas un intercambio militar con un país hermano no es porque quieras hacer la guerra.

Es una potestad de Venezuela el acercamiento y la cooperación militar con quien lo desee. Lo hicimos en su tiempo con Estados Unidos y ahora lo hacemos con Rusia, producto de las realidades geopolíticas del planeta, subrayó el funcionario suramericano en la conferencia de seguridad.

Nuestra cooperación militar con Rusia se dio porque nos bloquearon las patentes y los repuestos de muchos equipos militares de fabricación norteamericana y nosotros necesitamos mantenerlos operativos para garantizar la seguridad y la paz, pero no para hacer la guerra, aclaró.

Tuvimos que ir en la época de nuestro comandante supremo Hugo Chávez a buscar otras opciones. Ellos critican lo que ellos mismos hicieron, pues impidieron mantener a nuestros aviones F-16 en vuelo, destacó el militar venezolano.

Debimos cambiar y contar con otros socios que, si nos permitieran adquirir otros equipos militares, aseguró, poco antes de su intervención en la cuarta plenaria del foro moscovita.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *