Menú

Un momento histórico: la elección del Presidente de la República de Cuba

Un momento histórico: la elección del Presidente de la República de Cuba

Este jueves, 10 de octubre, Cuba vivirá una jornada especial, en tanto, luego de aprobada la neuva cosntitución, se elegirán los más altos cargos del gobierno.

En medio del complejo escenario que vivimos, nada retarda en nuestro país el cumplimiento de lo establecido en la carta magna aprobada en el mes de abril. Sobre la relevancia de este proceso, y lo que significa para los cubanos, comenta hoy el periodista Abdiel Bermúdez, en nuestro segmento de opinión. Buenas tardes, Abdiel. Partamos de lo novedad.

La elección del presidente de la República de Cuba

Sobresale que este 10 de octubre van a ser electos el presidente y vicepresidente de la República de Cuba. Algunas personas han dicho en redes sociales y en otros espacios no digitales, que esa es una “jugada cantada”. Que a partir de mañana, los medios oficiales de prensa solo dejaremos de llamar a Díaz-Canel Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y comenzaremos a llamarlo Presidente de la República de Cuba.

Y esa parece una visión muy reduccionista del asunto, Abdiel, que algunos pretenden imponer o propagar.

Porque si usted lo mira con detenimiento, verá que se trata de algo más que un cambio de nomenclatura.
Este acto que acontecerá mañana es una prueba de apego a la Carta Magna que entrará en vigor en abril, y había sisdo establecido en su Disposición Transitoria Segunda. Y ya sabemos que las leyes son para cumplirlas. Quiero destacar que la jornada servirá de antesala de otros procesos que tendrán lugar más adelante.

La designación del Primer Ministro y de otros cargos fundamentales del poder del Estado

Te refieres, supongo, a la designación del Primer Ministro y de otros cargos fundamentales del poder del estado.
Así, es. No sucederá mañana, pero luego de este proceso tendrá lugar la desingación el Primer Ministro, que no hemos tenido en Cuba desde 1976, y que será la persona que estará al frente del gobierno de la República. Será designado por el Presidente de la República pero deberá ser aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular, que es el máximo órgano del poder en Cuba.

También el proceso incluirá, posteriormente, la elección de los gobernadores y la designación de los intendentes en cada territorio del país.
Gobernadores e intendentes son términos novedosos en el texto constitucional. Así que, si se mira bien, estamos hablando de un reordenamiento de la estructura de los órganos superiores del poder del estado y de los órganos locales, que delimitan sus funciones y atribuciones en cada escenario.

La Nueva Carta Magna

Qué bueno que esté pasando todo esto, Abdiel, porque Cuba no es solo coyuntura energética y lucha contra el bloqueo imperialista, sino también apego a la Ley de leyes.
Tenemos menos combustible y menos guaguas operando, pero la vida sigue su curso, las escuelas están llenas de muchachos aprendiendo, en los hospitales se siguen salvando vidas, y la institucionalidad no puede perderse.

Entonces podemos decir que este paso que daremos mañana, constituye una reformulación de la organización del Estado de la nación.

Y otro elemento importante es que la dirección de la Asamblea Nacional será la misma que la del Consejo de Estado, pues este no es más que el órgano que representa a la Asamblea entre uno y otro período de sesiones. Y no deberíamos alarmarnos ni sorprendernos si la llamada Generación Histórica de la Revolución cede espacio en el poder estatal a los continuadores de su obra, porque eso forma parte del lógico e inevitable ciclo de la vida.

A mi modo de ver, lo que sucederá en el Palacio de las Convenciones es una revalidación de compromisos. Y debemos aclarar que cualquiera de los diputados con más de 35 y hasta 60 años, puede ser electo Presidente de la República para un primer mandato.

Es así como dices, Froilán. Y lo mejor es que cada decisión ha nacido del trabajo de nuestros representantes. Y a mí me parece que es muy bueno que haya sido así, porque si bien no podemos controlar las agresiones externas de nuestros enemigos, sí podemos diseñar nuestras políticas internas, de manera beligerante y soberana.

Un día simbólico en la historia patria

Este jueves se definirá el mando de los órganos superiores del poder del Estado. Y no erá en un día cualquiera, porque en Cuba los símbolos cuentan.

Los símbolos cuentan, y mucho. Si para que entrara en vigor la Constitución se escogió el 10 de abril, como remembranza de aquella primera constitución genuinamente cubana firmada en Guáimaro, ahora se escoge el 10 de octubre, día del Grito de Independencia en la Demajagua, para preservar el socialismo y seguir construyendo ese país mejor que queremos, para nosotros y para nuestros hijos.
Recuerde que esto es Comentar Cuba, y su opinión puede enriquecer nuestras reflexiones. Es todo por hoy, pero volveremos a vernos en otro momento. Hasta entonces, una buena tarde para todos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *