Menú

Trump y su jugada de engaño de cara a las elecciones presidenciales de 2020

Trump y su jugada de engaño de cara a las elecciones presidenciales de 2020

El presidente Donald Trump aún no había presentado oficialmente su nuevo plan con el que pretende maquillar el perfil de los inmigrantes que llegan al país y su propuesta ya enfrentaba numerosas críticas por ambos lados del espectro político del país.

Según indicó el diario The New York Times, Trump pretende reducir considerablemente el actual sistema que se basa en la emigración por reunificación familiar para privilegiar a los inmigrantes que tienen determinadas habilidades especiales, hablen de manera fluida el inglés y consigan pasar un examen cívico.

Sus mayores críticos, los demócratas, no han tardado en denunciar que Trump quiere utilizar esta propuesta como una jugada de engaño de cara a las elecciones presidenciales de 2020. Y eso tiene un fundamento lógico.

La directora de Servicios Legales del Sistema Nacional de Justicia Migratoria, Lisa Koop, afirma que “un plan que refuerza la separación de familias, que limita el acceso de familias a refugio y otra ayuda humanitaria y que no contempla un camino a la ciudadanía para los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, ni para los otros indocumentados que tiene el país, es una artimaña política que no tiene realmente la posibilidad de convertirse en una solución a un problema”.

Por su parte, la senadora demócrata por Nevada, Catherine Cortez dijo: que el plan de Trump “no es serio” y argumentó: “Cualquier acuerdo que no consiga proteger a los Dreamers, los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos, que no consiga priorizar la reunificación familiar y tratar a los solicitantes de asilo con dignidad está muerto desde su nacimiento”.

En ese contexto, según estimaciones del Departamento Federal  de Vivienda, el Gobierno de Estados Unidos divulgó una norma que evitará que las familias que tengan migrantes indocumentados puedan acceder a ayudas para pagar un inmueble, decisión que podría dejar en la calle a 55 mil niños que viven legalmente en ese país.

Este miercoles, un niño migrante de dos años y medio murió tres días después de que el pequeño y su familia fueran detenidos por funcionarios estadounidenses de Aduanas y Protección Fronteriza, de acuerdo con revelaciones del cónsul de Estados Unidos en Guatemala.

Así, las reacciones iniciales en torno al Plan Migratorio de Trump indican que el proyecto no tendría ningún chance de ser aprobado en el congreso, pues deberá enfrentar la negociación con el liderazgo demócrata que controla la Cámara de Representantes desde enero.

Para algunos, la propuesta migratoria no es otra cosa que la intención de Donald Trump, de legalizar el racismo, la xenofobia y el sentimiento anti-inmigrante.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *