Menú

Sudáfrica, una ciudad coloreada

Sudáfrica, una ciudad coloreada

Sudáfrica impresiona desde cualquier punto visible de la existencia humana. Le llaman la nación del arcoiris, con la que soñó Mandela con la unidad racial y la convivencia armónica de sus habitantes. Por su inmensidad cultural y étnica y sus modernos edificios de cristal, por sabanas y valles donde la fauna salvaje puede oler de cerca la piel humana, como si tocara un visitante sin permiso a la puerta de su casa.
Sudáfrica es tan singular que es el único país del mundo con tres capitales: Pretoria, sede del poder ejecutivo; Blonfestein, la silla del poder judicial y Ciudad del Cabo donde rige el legislativo.En ellas el desarrollo creciente obliga a llevar la vida más en auto que a pie, por eso triunfan arquitectonicamente las grandes avenidas, sobre las aceras bien escasas y al caer la tarde las áreas metropolitanas suelen ser fantasmas sin tránsito, sin gente, sin recreo.
Llegámos al país mayor productor de platino del mundo. Una región donde el 79,6% es negra, el 8,8% de mestizos y el 9,2% de raza blanca de orígen nerlandes, francés o británico. La unión social parece lejana, curiosamente en calma, pero sin mezclarse…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *