Si el hombre sirve, la tierra sirve

0
83
tierra

La finca La Güira llegó a ser un importante polo productivo en el serrano municipio santiaguero del Tercer Frente. Después de muchos intentos fallidos para su recuperación, el área se convirtió en un marabuzal, hasta que al fin cayó en manos de hombres emprendedores y capaces de aplicar la ciencia y la técnica que apoyados en la tracción animal hacen producir la tierra y dan su aporte en el ahorro de combustible.

Aquí se materializa el pensamiento martíano al decir que: Si el hombre sirve, la tierra sirve. Estas tierras fueron declaradas improductivas, pero la esperanza llegó un día vestida de verdaderos agricultores, de hombres emprendedores, capaces de hacer con inteligencia, que el surco responda. Para lograr resultados fue necesario aplicar la ciencia y la técnica.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here