Sebastian Piñera: un misógino con disfraz de feminista

0
610
El mandatario chileno ni cuando va a hacer algo bien, sabe hacerlo. En una comparecencia de prensa dijo que la violencia contra las mujeres ocurren no solamente por la voluntad de los hombres de abusar de ellas, sino también por la posición de las mujeres de ser abusadas.
El mandatario chileno ni cuando va a hacer algo bien, sabe hacerlo. En una comparecencia de prensa dijo que la violencia contra las mujeres ocurren no solamente por la voluntad de los hombres de abusar de ellas, sino también por la posición de las mujeres de ser abusadas.

El descontento popular en Chile continúa, y las manifestaciones crecen por estos días, con barricadas y cacerolazos que prometen ser multitudinarias el domingo 8 y el lunes 9, nutridas por la participación de mujeres que se lanzarán a las calles en contra de la violencia de género.  Fue en Chile precisamente donde surgió el fenómeno “Un violador en tu camino”, una obra teatral que nunca llegó a estrenarse, pero que se convirtió en un himno mundial reivindicador contra la violencia de género.

Mientras tanto, los reclamos por el número de asesinatos a mujeres por su condición de género crecen en el país austral.  En este contexto, el presidente chileno Sebastián Piñera ha sido criticado por unas declaraciones que realizara en una comparecencia pública hace pocos días.

¿En qué contexto se encontraba cuando tuvo las expresiones misóginas? Y ¿cuáles han sido las reacciones entorno a las palabras de Piñera?
Parecía que iba a ser un día de reivindicación. Piñera estaba promulgando la Ley Gabriela, una muy esperada normativa que considerará feminicidio a todo asesinato de una mujer por razón de género. La ley toma el nombre de una joven de 17 años que fue asesinada junto a su madre, por la pareja de esta, engrosando la lista de mujeres muertas en Chile, donde el machismo sigue cobrando vidas.  Sin embargo, Piñera ni cuando va a hacer algo bien, sabe hacerlo. En la comparecencia de prensa dijo que la violencia contra las mujeres ocurren no solamente por la voluntad de los hombres de abusar de ellas, sino también por la posición de las mujeres de ser abusadas. Luego agregó sin darse cuenta ni de lo que estaba diciendo que si bien hay “que corregir al que abusa” también es necesario “decirle a la persona abusada que no tiene que permitir que eso ocurra”.
Es decir, los que violan, eso está mal, pero es que a veces las mujeres lo permiten, o tienen una posición que lo propicia. Estas frases cargadas de machismo llegan en un momento en que hay movimiento mundial para desafiar el concepto misógino que la mujer violada fue violada porque llevaba una falda corta, o porque era muy tarde y estaba en la calle, y así le pasa la responsabilidad a la mujer, y le quita peso al horrible crimen que supone una violación.
El caso de ¨La Manada¨en Pamplona, España
Incluso más, es una frase dicha en el contexto por ejemplo de la violación de la manada, usted recordará el caso, un grupo de cinco hombres que violaron a un joven en Pamplona, España, y grabaron el crimen con sus celulares. El caso que le dio la vuelta al mundo, ocasionó la indignación porque la primera sentencia de nueve años fue por abuso sexual, porque los jueces consideraron que no fue violación.  Esta frase de Piñera dicha en el Chile donde el año pasado se produjeron 62 feminicidios, y en este año, que apenas comienza su tercer mes, ya han muerto seis por su condición de mujer. En ese contexto, sale el empresario presidente a decir que violar es malo, pero que también lleva culpa la que lo facilitan.

Piñera no puede evitar que la misoginia se le escape por los poros

La Coordinadora Feminista del movimiento 8 de Marzo en Chile respondió con indignación: “La culpa es de quienes nos abusan y violentan y de la institucionalidad que los ampara. Piñera no puede evitar que la misoginia se le escape por los poros”. No es la primera vez, el dos veces presidente chileno tiene una larga lista de expresiones similares. En 2017, cuando Michelle Bachelet era presidenta, y él estaba en campaña hizo un chiste del peor gusto: «Muchachos, me acaban de sugerir un juego muy entretenido. Es muy sencillo: todas las mujeres se tiran al suelo y se hacen las muertas, y todos nosotros nos tiramos encima y nos hacemos los vivos. ¿Qué les parece muchachos?», y concluyó con la sonrisa cómplice de los presenteS. Bachelet le respondió entonces: “Una violación es expresión de la mayor violencia contra las mujeres. Bromear con eso es despreciarnos a todas y no es aceptable”, dijo con indignación la ahora Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Piñera no ha sabido lidiar con el descontento interno

Piñera es profundamente machista, y ni lo sabe, por eso hace los chistes sin darse cuenta de que se revela con ese mismo machismo que es capaz de culpar a la víctima de una violación, siendo además representante de un estado que ha sido acusado más de una vez de ser cómplice del abusador y de no proteger a la abusada, un orden de cosas que legitima al patriarcado como sistema de represión.  Piñera no vive días de popularidad, el empresario rico no ha sabido lidiar con el descontento interno, la mala calidad de vida, la desigualdad, el precio de las medicinas, el endeudamiento extremo de la gente, la privatización rampante que pone a Chile en manos de muy pocos, este hombre solo sale atizar la crisis social, primero defendiendo a las fuerzas que disparan a los ojos de los manifestantes, o comiendo en restaurantes de lujo mientras el pueblo se queja por no tener suficiente de comer.
Habrá quien diga sobre estas frases, no es para tanto, las que lo critican exageran… El problema es que todo intento de quitarle responsabilidad al violador, todo intento de echarle la culpa a la víctima, le hace el juego al abuso, a la vejación, y genera un ambiente de legitimidad y aceptación ante comportamientos abusivos contra las mujeres… Vamos a poner esta historia en contexto. Hablamos de un continente donde el patriarcado es la forma de organización social más legitimada, menos comprendida, y por tanto menos cuestionada. Dice la ONU que de 14 de los 25 países con mayor tasa de feminicidio en el mundo está en América Latina y el Caribe, nada más hay que ver la tragedia mexicana, donde los feminicidios se han convertido en algo normal.
Los derechos humanos de las mujeres son vulnerados continuamente. Recordemos que en buena parte de América Latina, si una mujer decide interrumpirse un embarazo no deseado, no encuentra formas seguras, y legales de hacerlo, y no solamente eso, si cae en manos de la ley puede ir presa por el hecho de tomar una decisión sobre su cuerpo. Esa es la América Latina donde se priva a las mujeres de un derecho humano por razones políticas o religiosas.
Legalizar el aborto en Argentina
Alberto Fernández asume en Argentina este problema como una prioridad, y en el cronograma legislativo ha dicho que encabeza la lista.  El nuevo gobierno le va de frente: el problema no es prohibirlo o legalizarlo, el problema es que el aborto existe de todas maneras, y las mujeres mueren en el intento, y se convierte en un problema de salud pública.  El 8 de marzo, día de la mujer, en algunos sitios será un día de lucha, en Chile donde hay carros lanza aguas, y la policía dispara a los ojos, en Argentina de impulso a que ese derecho, uno entre otros muchos por ganar, se logre Es un día para honrar conquistas que algunos creen que han existido siempre: toda niña que va a la escuela, las mujeres que votan, las mujeres que son mayoría en la fuerza laboral, la mujer que puede decidir cuándo y cómo tener un hijo, son conquistas que costaron años, lucha, sangre y que siguen siendo deudas en muchos lugares del mundo. Pensemos en eso el próximo 8 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 19 =