Ley de Nacionalización, una Ley de pueblo

0
59

El 7 de agosto de 1960, tuvo lugar en horas de la madrugada, la clausura del Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes en La Habana.

Ante un auditorio que se congregó en el Estadio del Cerro, hoy Estadio Latinoamericano, Fidel, en aquel momento primer ministro del país, anunció, al pueblo de Cuba y al mundo, que la Revolución en uso de sus derechos soberanos, nacionalizaba un grupo de bienes y empresas yanquis que llevaban años explotando las riquezas de la Isla.

Con la lectura de la Ley No. 851, Ley de Nacionalización a los más de 35 mil personas, quedaron nacionalizadas las empresas y los bienes de la compañía eléctrica y de la compañía de teléfonos; las empresas de la Texaco, de la Esso y la Sinclair; y los 36 centrales azucareros que tenía Estados Unidos en Cuba.

El proceso de nacionalización transcurrió con legalidad en Cuba, sin embargo, 60 años después aún es la excusa perfecta para que el gobierno norteamericano intente asfixiar a la economía cubana.

De modo que hechos recientes como la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, el 2 de mayo de este año, propicie que corporaciones extranjeras como la petrolera ExxonMobil, demanden a empresas cubanas ante un tribunal estadounidense.

Aunque no es la primera vez, que entidades cubanas defienden sus intereses en el sistema judicial estadounidense, ya que desde 1960, a ocurrido en más de 40 oportunidades, sí se trata de un proceder que cobra auge a partir del recrudecimiento de la política contra Cuba por parte de la administración Trump.

La Ley Helms-Burton es un instrumento legal y político de la agresión del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, que busca perpetuar e internacionalizar el bloqueo económico, comercial y financiero, así como atemorizar y amenazar a empresarios de terceros países, que legítimamente invierten o mantienen negocios en la Isla.

Más manipulaciones ante las que Cuba responde con la reafirmación de la dignidad y soberanía cubanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here