Menú

Robo de combustible en Cuba, el punto en la mira

Robo de combustible en Cuba, el punto en la mira

Recientemente algunos sitios webs cubanos publicaban resultados de una investigación policial, acerca del robo de casi 2,5 millones de litros de diésel en Guanabacoa. El combustible necesario para electrificar cerca de 52 mil viviendas durante un mes.

El modo de operación estaba bien calculado. Fue un contubernio entre varios responsables del funcionamiento de un Grupo Electrógeno. A los 17 implicados les fueron impuestas condenas de privación de libertad y otras sanciones. Ahora bien, fueron estas las consecuencias, un mal que no acaba de cortarse de raíz.  Así lo ha expresado en innumerables ocasiones la Contralora General de la República.

Foto: Escambray/Cuba

Se incumplen las normas del sistema de control interno con las consecuentes violaciones, y sobre todo la falta de adopción de medidas preventivas.  Las contrapartidas de los directivos y de los órganos colegiados de dirección en muchos casos, no reaccionan oportunamente. El jefe de la entidad es el máximo responsable aunque son muchos los que intervienen. Es preocupante el nivel de impunidad con que actúan estas personas, y peor aún, en ocasiones es algo normal para muchos, y su modo de vida.

Hay medidas de enfrentamiento que agrupan a varios órganos y organismos, entre ellos el ministerio del interior, la fiscalía y la contraloría ¿Pero son suficientes? ¿Solo el enfrentamiento resolverá situaciones como estas? ¿Dónde ha quedado la prevención que representa antídoto ante cualquier manifestación de esta envergadura?.

Complejo entramado, más aun cuando sabemos el alto costo que tiene el combustible de manera particular para Cuba por el cerco económico. En otra arista del tema, recientemente el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez, convocó en Villa Clara a optimizar el uso de combustible y evitar que los camiones de carga transiten vacíos.

Queda mucho por hacer en este sentido y no puede haber descanso, es la opinión de muchos de nuestros televidentes quienes nos envían casos que deben ser previamente confirmados antes de publicarse.

Las opiniones también nos insisten en que las medidas no deberían ser paternalistas y hacer valer más el peso de la ley. Establecer orden, disciplina y exigencia como ha pedido en tantas ocasiones el general de ejército va en esa dirección, quienes llevan la responsabilidad de hacerlo cumplir tienen por delante retos en todos los frentes de manera particular en el combustible.

El robo, y la corrupción no se justifican aun en las más difíciles condiciones económicas. Hechos como los enunciados aquí van en detrimento de nuestra economía y el bolsillo de las personas que viven del trabajo honrado. Pensar como país, y lo ha pedido el presidente cubano, incluye combatir sin descanso, esas actitudes.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *