Menú

Propósito imperial vs. unidad del pueblo

Propósito imperial vs. unidad del pueblo

Ha vuelto nuevamente el asedio, el tono agresivo, la soberbia de quienes aseguran que tres naciones latinoamericanas (Venezuela, Cuba y Nicaragua), que luchan por superar el subdesarrollo heredado con sus propios modelos progresistas, constituyen una amenaza.

Y vuelve a ser una pequeña isla del Caribe un objetivo a perseguir, a demoler a cualquier costo. Y el propósito imperial no es algo nuevo para los cubanos. Una semana de debates económicos en la Asamblea Nacional, de símbolos y de leyes, de honda y reconfortante cubanía, nos ha demostrado que es necesario apelar más que nunca al ahorro de los recursos del Estado en las instituciones, empresas y programas de mayor impacto social.

Se trata de librar también una batalla ética permanente contra la corrupción y las ilegalidades, como lo ha señalado el presidente cubano, de manera que esas reservas morales que tenemos, que son una de nuestras mejores y mayores virtudes como nación, se expresen en todos los ámbitos y en especial, en la economía. En este sentido, los diputados conocieron cómo se prepara el país para enfrentar las nuevas condiciones de hostilidad financiera y comercial de Estados Unidos y cómo debemos buscar al interior de nuestra geografía (una vez más) la solución, cuando no el paliativo, a los problemas.¿Cansados? ¿Indiferentes? NO, esa nunca ha sido la fórmula para el cubano, ni nuestra estirpe es de rendición, ni de egoístas, ni de entreguismo traidor.

Son momentos difíciles los que ya vivimos, ud lo sabe bien.Las necesidades son crecientes y si el descontrol y la ineficiencia crecen, aflorarán entonces las peores manifestaciones (el delito, el robo, la desvergüenza).Ese control Hoy debe estar enfocado en los municipios, en los gobiernos locales, para que nuestros escasos recursos, aquellos que el Estado pone en función del bienestar social, puedan volver a reanimar esos microespacios donde habitamos, salvarlos del basurero y de la apatía, para sentirnos mejor en ese pedacito familiar, en el barrio, en la comunidad.Ya proclamamos la nueva constitución, apliquemos la ley con todo su potencial contra quienes usurpan, laceran y menosprecian el sacrificio de todos.Son momentos de ser eficientes, disciplinados y comprometidos, son momentos decisivos para el ahorro y el control.Síganos en ComentarCuba. Su criterio nos interesa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *