Menú

Órganos de Seguridad de Cuba: 60 años de compromiso y victorias

Órganos de Seguridad de Cuba: 60 años de compromiso y victorias

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, felicitó este martes a los Órganos de la Seguridad del Estado (OSE) por cumplirse 60 años de su fundación.

En una carta- leída por el viceministro del Interior, general de Brigada Lázaro Álvarez, en el acto central por la efeméride-, el general de Ejército destacó la valentía, la inteligencia y el sacrificio muchas veces anónimas de quienes integran y colaboran en ese organismo.

Raúl Castro resaltó en la misiva que estos combatientes han honrado con su vida la defensa de la Revolución y del pueblo cubano.

También advirtió que el nuevo escenario exige un combatiente mejor preparado y consagrado para misiones complejas y difíciles, y manifestó su confianza de que los miembros de esos organismos continuarán su labor siguiendo el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

“Cuando los enemigos siguen desafiando el presente y el futuro de la Patria, sus conquistas y aspiraciones sagradas, aunque con métodos diferentes y sutiles, son necesarios más que nunca los OSE”, significó.

Con anterioridad, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, felicitó en las redes sociales a los fundadores y actuales miembros de ese organismo.


Desde su fundación el 26 de marzo de 1959, los Órganos de la Seguridad del Estado han enfrentado planes de atentados contra los principales dirigentes del país, guerra sicológica, bombardeos a ciudades, aeropuertos, centrales azucareros, y campos de caña, y sabotajes a la economía.

La Mayor de las Antillas también ha sufrido invasiones militares, infiltraciones de terroristas, bandas de alzados, lanzamientos de armas y explosivos, introducciones de plagas y enfermedades, lo cual forma parte de la larga lista de agresiones acumuladas por más de medio siglo contra el pueblo revolucionario de Cuba por su decisión de construir su propio destino.

Esas actividades subversivas le han dejado a Cuba un lamentable saldo de más de tres mil 400 muertos y otros miles de mutilados e incapacitados, cifras que pudieran haber sido mayores y más dolorosas sin la actuación de los Órganos de la Seguridad del Estado.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *