Menú

Los No Alineados : el foro preciso para reclamar justicia

Los No Alineados : el foro preciso para reclamar justicia

El trabajo de los No Alineados para dar un mecanismo de concertación y respaldo político a quienes pertenecen al Sur global, no caduca. Resulta aún más pertinente a medida que se agudizan las luchas por las hegemonías geopolíticas entre los centros de poder. Y es a esa diversidad de estados, sobre los cuales edificaron su progreso las antiguas metrópolis, escenarios de guerras de liberación y experimentos de un sistema económico que no está pensado para los más vulnerables, a quienes, sin embargo, les corresponde hablar sobre autodeterminación, desigualdad y derecho al desarrollo.

Y sí, el movimiento que agrupa la mayor parte de los pueblos del mundo, empuja a revisión a la ONU y ayuda a fortalecer la capacidad de negociación en otras instancias, a favor de una solución pacífica de los problemas. Lo hace, mientras superpotencias trasladan,  en varios casos, a países del movimiento, sus conflictos.

Los No Alineados no fueron concebidos para papeles pasivos, tuvieron grandes líderes que así lo pensaron cuando le dieron el primer aliento. Su discurso apunta a la convivencia y el respeto, y en esas aguas navega para defender posiciones independientes, reflejando, como sólo pueden ellos, sus intereses y condiciones.

Sin dejar de ser un símbolo de la resistencia antiimperialista, teniendo en cuenta su relación con los movimientos de liberación nacional en los 50 y los 60, el Mnoal reconoce la importancia de articularse con otros mecanismos de integración y concentrar su esfuerzo en la construcción de un mundo multipolar.

Para Cuba, este Movimiento no es simplemente otro foro. El prestigio de la Isla en el plano internacional es también un resultado de las posturas de Cuba, estado fundador de los No Alineados en el continente americano. La denuncia de las acciones que comete Washington, y la legítima defensa de los valores y principios de la Isla, han encontrado terreno fértil en ese Movimiento.

Su vigencia y necesidad están más que comprobadas. La existencia de una política unilateral y agresiva, que condiciona y limita las relaciones de Cuba con el resto del mundo, llama a la concertación de esfuerzos con aquellos países y movimientos que se contraponen al actual orden hegemónico.

En tiempos de escalada en las tensiones y recrudecimiento de la guerra económica contra Cuba, los No Alineados son el foro preciso para reclamar justicia, alertar sobre los planes estadounidenses y promover una iniciativa internacional por la reivindicación de los derechos de todas las naciones agredidas. “Se necesita una carga para acabar bribones”, dijo el poeta. Los No Alineados van conectados a esa obra.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *