Menú

Los cubanos y sus virtudes

Hoy hablaremos de los cubanos, de sus virtudes. Me llevó a ello una reflexión de un televidente que nos escribió.

Él nos decía que es bueno comentar sobre la solidaridad que por años nos ha caracterizado y nos proponía que habláramos del tema porque su niña llegó de la escuela muy triste comentándole a su mami que en su aula hicieron una actividad y sólo le dieron cake a los niños que dieron dinero para comprarlo.

Y me pregunto ¿por qué debemos aceptar hechos como estos?. En la medida que enfrentemos y denunciemos insensibilidades de esta índole acabaremos con ellas de raíz.

Este padre que nos escribe lo hace desde lo positivo, sin rencor ni saña. Nos dice que buena oportunidad se le dio a la maestra y fundamentalmente a los padres que estaban presentes para enseñar a sus hijos a compartir lo que tenemos con quienes no lo tienen y más en niños que son el futuro y esperanza del mundo como dijera nuestro apóstol José Martí.

Sé lo que usted pensará. Crisis económica genera crisis social. Puede ser, aunque en lo particular no lo creo así, los que no son tan jóvenes me darán la razón, muchas familias en Cuba sufrieron la pobreza antes del Triunfo de la Revolución, pero era imperdonable llegar a la casa con algo robado o mal habido.

La dignidad estaba por encima de cualquier carencia. Pero como acostumbro a mirar las cosas desde la perspectiva positiva estoy segura de que abundan personas, cubanos que enaltecen la virtud, dispersos por donde quiera, en cualquier rincón de la isla.

Hechos como devolver un teléfono que encuentres, socorrer a un accidentado en plena calle sin saber a penas quién es, cumplir con disciplina la jornada laboral sin pensar que el salario es más corto que el mes, ser bien atendido por un trabajador de salud sin llegar recomendado por nadie, son acciones que abundan cada día. Eso sin hablar de las miles de muestras de Internacionalismo.

Porque el cubano tiene esa virtud de ser comunicativo, amable, colaborador, desinteresado, altruista, justo, familiar y no sólo en Cuba fuera del país existen miles de cubanos con estas mismas aptitudes.

Y créanme que, para verlo así, es mejor no hacer el análisis centrándose en una experiencia personal o en lo que puede haber escuchado por alguien.

Hablamos de manera global, de eso que se llama cubanía, de nuestra cultura, de nuestra historia. ¿Por qué permitir que digan que todos los cubanos son iguales, que donde llega un cubano se pone mala la cosa?

No son todos los cubanos, somos once millones y nada puede valer una ínfima cifra de personas irrespetuosas , mal educadas, que delinquen, que violan lo establecido por la ley.

Coincido que no sólo en Cuba, a nivel global existe una tendencia que se agudiza denominada crisis de paradigmas sociales y humanistas o crisis de valores, de ahí la importancia de trazar estrategias comunicativas, pero también legales que ayuden a detener insensibilidades como las que nos cuenta este padre cubano.

Porque de algo estoy segura y vuelvo a repetirlo; como el cubano, ningún otro ser humano en el mundo cuando de sensibilidad humana se habla. Eso nadie nos lo quitará.

2 Comentarios

  1. Mariu

    Para mi eso que describe la periodista es algo que NO se puede permitir en ninguna escuela de este pais. Para mi eso es una forma grave de discriminacion y ni la maestra o maestro, ni los directivos de la escuela lo pueden permitir. Es verdad que desgraciadamente nos mayores las desigualdades pero no en un Circulo Infatil, ni en una escuela, o mejor en ningun medio de eseñanza se puede permitir, porque su razon de ser no es impartir materias es EDUCAR, EDUCAR. Nos pasamos el año de uan campaña en otra a favor de inclusicion de las diferencias, contra la violecia, contra la homofobio, entonces como vamos a permitir que se violen lo derechos de los niños a ser tratados como iguales. Hechos como estos debian ser amalizados y nunca permitidos.

    Responder
  2. Mariu

    Esta es la tercera vez que escribo por eso ahora voy ser mas escueta. Eso que paso en esa aula, en esa escuela NO se puede permitir. Es verda que cada dia hay mas desigualdades en Cuba pero ningua escuela o centro educacional pero admitir que esas cosas sucedan. o reparten entre los que no tienen o no hace la fiesta. Todos no tenemos las misma posiblidades, ni todos los padres tienen las mismas preocupaciones con sus hijos, pero la escuela no puede ser el lugar de las diferencias. Nos pasamos el año de campaña en campaña en contra de la homofobia, de las desisgualdes, del maltrato y en esa escuela maltrataron a niños que estan para que los eduquen. TODOS SOMOS IGUALES, ese es un principio que NO puede fallar en NINGUN CENTRO EDUCACIONAL, desde el circulo infantil o la Universidad. Se debia analizar esto que paso porque creo un mal presedente.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *