Menú

“Prácticamente es una lluvia de meteoritos lo que ocurrió”

“Es como si al Parque Nacional de Viñales lo hubieran bendecido con esta lluvia de micrometeoritos, y a pesar de que cayeron tantos fragmentos de piedra, nadie salió herido”.

Según reporta Cubadebate, Manuel Iturralde, uno de los científicos cubanos que investiga el curioso hecho, ocurrido este primero de febrero, en la provincia de Pinar del Río.

Un radar de Cayo Hueso, del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos, detectó el fenómeno pasadas las 13:00 horas del viernes, mientras que los datos de un satélite de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica indican las 13:17. Cerca de esa hora miles de pinareños sintieron vibraciones, y una o varias explosiones, en dependencia de su posición geográfica.

Iturralde destacó la suerte de que ocurriera ese fenómeno en Viñales, un sitio en cuyos alrededores hay un récord del impacto del meteorito, que hace 65 millones de años, generó la extinción de los dinosaurios y muchas otras especies, que cambió el clima y la vida en la Tierra.

Una roca muy densa, de otro planeta

Manuel Iturralde: “Prácticamente es una lluvia de meteoritos lo que ocurrió, al estallar y fragmentarse el meteorito luego de entrar en la atmósfera”./Foto:Cubadebate

Datos de satélites de Estados Unidos y Canadá indican que el meteorito estalló a una altura de ocho kilómetros, y que tenía unos cuatro metros de diámetro al entrar a la atmósfera.

Se estima, además, que la masa de la roca era de más de 10 toneladas, y tenía una velocidad de 40 mil kilómetros por hora, aunque la velocidad terminal tras pasar por la atmósfera disminuye, generalmente, a unos 300 kilómetros por hora.

Expertos de Severe Weather Europe, estimaron en 20-30 km la altura en que comenzó a estallar, y que solo una pequeña parte, entre el uno y el tres por ciento, llegó a tierra en forma de meteoritos.

Iturralde explicó que, debido a sus características físicas, el fragmento rocoso debe provenir de la capa externa de un planeta que estalló hace millones de años.

Agregó que se trata de una roca rara, extremadamente densa, muy fuera de lo común, con un enjambre de minerales metálicos grande.
Luego de declarar que hay que estudiar más los fragmentos para emitir criterios definitivos, concluyó que “todo parece indicar que se trata de un condrito. Esta roca es lo más extraterrestre que pueda ser”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *