Menú

La Política económica cubana es una prioridad a cumplir

La Política económica cubana es una prioridad a cumplir

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz asistió a la reunión final con los secretarios de los comités provinciales y municipales del partido y los presidentes de las asambleas provinciales y municipales del poder popular, que durante dos días sesionó en la capital cubana.

Como una gran reunión, por los temas de vital importancia que en ella se trataron, calificó Raúl las jornadas desarrolladas en la Escuela Superior del Partido Ñico López y el Palacio de Convenciones, donde varios asuntos económicos, políticos e ideológicos de la actualidad cubana marcaron la agenda.

La sesión final -que contó con la participación de la máxima dirección del país-, incluyó un análisis sobre el comportamiento de la zafra azucarera; la presentación del estado de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, así como la marcha de la ejecución del Plan de la Economía en el 2019.

Según informó el presidente del Grupo Empresarial Azcuba, Julio García Pérez, hasta la fecha se ha molido menos caña de la que se planificó y el plan se cumple al 82 por ciento.

Entre las causas de ese incumplimiento señaló roturas e interrupciones en la industria, asociadas, por ejemplo, a los turbogeneradores y las calderas, la llegada tardía de elementos importados como piezas y neumáticos, la lluvia en algunas regiones del país y los problemas de eficiencia.

Explicó el directivo que a partir del 28 de febrero se realizó una reprogramación de la contienda azucarera, que incluyó paralizar algunos centrales ineficientes, reordenar la vinculación en la entrega de caña entre ingenios y provincias para elevar la molida, y reforzar los controles en los centrales.

Al respecto, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros destacó la importancia para el país de la producción de azúcar, por ser un renglón exportable; contribuir a la alimentación animal; generar fuentes de empleo y constituir un elemento identitario de asentamientos y comunidades en toda Cuba.

Por ello, comentó, tenemos que continuar defendiendo la producción cañera, a la escala que consideremos adecuada, en dependencia de los estudios del mercado internacional y nuestras demandas internas.

Díaz-Canel indicó que debe trabajarse en dos direcciones: una dirigida a mejorar los resultados en lo que resta de campaña; y otra encaminada a organizar la zafra futura, para lo cual debe crearse un grupo de trabajo que analice de manera integral los problemas y proponga soluciones.

Tenemos que crecernos ante las dificultades de esta zafra, acotó, aprovechar bien los meses de marzo y abril, atender mejor a la fuerza de trabajo y cumplir con la reprogramación de la molienda que hemos planificado, para mejorar los rendimientos y elevar la eficiencia, según informó el Periódico 26.cu.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *