Menú

La Bahía: Génesis de la Villa de San Cristóbal de La Habana

La Bahía: Génesis de la Villa de San Cristóbal de La Habana

La Bahía de La Habana se insertó en la historia hacia el año 1509 y está relacionada en lo que se conoce como el ¨Bojeo a Cuba¨.  Por orden del gobernador de ¨La Española¨, que era donde se asentaba el gobierno hispano en el Nuevo Mundo, Sebastián de Ocampo, con dos naves, organizó una expedición para corroborar que era la tierra vecina.
En ese proceso de travesía por el norte de la Isla, una de sus naves se averió y entraron a la rada que es una de las mejores del continente americano.
En la zona encontraron minas de chapapote con el cual pudo carenar la nave averiada, por lo que denominó al lugar ¨Puerto Carenas¨.
En 1514 cuando se termina el proceso de dominación de la Isla, Pánfilo de Narváez vuelve hacer referencia al lugar e indica sus excelentes condiciones para el refugio de naves.
Características físicas de la Bahía de La Habana
La Bahía de la Habana es una de las más seguras del Caribe y de América. Tiene forma de bolsa, con un canal de entrada estrecho y profundo.

Posee una ubicación estratégica tanto geográfica como económica debido a su confluencia con el Estrecho de la Florida, el Golfo de México y el canal viejo de Bahamas.

La rada habanera tiene 5,2 kilómetros cuadrados, un perímetro de 18 kilómetros y un volumen de agua de 47 millones de metros cúbicos y una profundidad de nueve metros.

Es navegable solo en 120 metros; cuenta con 71 atraques y 50 muelles. El calado de los buques oscila entre los nueve y los 11 metros.

Uno de los centros estratégicos de España

El Puerto de la Bahía de La Habana es considerado uno de los más importantes de la región y durante la época colonial uno de los centros estratégicos para la España, es por ello que la bahía se protegió con una red de fortificaciones muy importante, que incluyen al Torreón de San Lázaro, el Morro de La Habana, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Castillo de Atarés y otros elementos dedicados a la protección del puerto y la ciudad.

La Bahía de La Habana tuvo una importancia vital en el intercambio económico entre España y el Nuevo Mundo.

La Bahía de La Habana tuvo una importancia vital en el intercambio económico entre España y el Nuevo Mundo.

Uno de los elementos distintivos asociados a la bahía es el faro situado en la fortaleza de El Morro, cuya construcción data del siglo XVIII y que actualmente funciona con las ópticas de procedencia francesa, que fueron instaladas al momento de su construcción, incluyendo los mecanismos originales de contrapeso y palancas para su operación, siendo el sistema de iluminación actualmente eléctrico, el único cambio significativo realizado a esta obra.

En un inicio, los espacios para el esparcimiento y recreo de los primeros pobladores se ubicaron justo en el perímetro que bordeaba la rada habanera y desempeñaron un papel significativo en la imagen de la naciente urbe.

Una red de fortificaciones para proteger la ciudad

Los ataques de piratas y corsarios, así como las tempranas intenciones expansionistas de Francia, Inglaterra y Holanda obligaron al establecimiento de un sistema defensivo que inicialmente se extendió desde la desembocadura del río La Chorrera, hoy Río Almendares, hasta la entrada del canal de la bahía.

El Castillo de la Real Fuerza fue una de las primeras fortificaciones para defender la Villa de San Cristóbal.

El Castillo de la Real Fuerza fue una de las primeras fortificaciones para defender la Villa de San Cristóbal.

A mediados del siglo XIX, la refortificación de la ciudad incluyó la extensión de dicho frente hasta la ensenada de Cojímar, al este de la entrada de la bahía, cubriendo un total de 12 kilómetros.

Inicialmente se trató de incipientes fortificaciones de plataformas, trincheras y rudimentarios puestos de observación, que con el tiempo se modernizaron y llegaron a conformar uno de los más importantes conjuntos defensivos de Hispanoamérica.

A partir de 1561, con el establecimiento de la Flota de Indias, la ciudad comenzó un vertiginoso desarrollo que se acentuó justo en la zona inmediata al litoral de la bahía, en la cual se erigen los principales núcleos residenciales y edificios públicos.

La importancia de la ¨Flota de Indias¨ en el crecimiento y desarrollo de la ciudad.

Cuando España comienza a ganar notoriedad por las riquezas que extrae de América, un grupo de potencias emergentes en Europa que empiezan a codiciar esas ganancias dando lugar al corso, que no es otra cosa que grupos de marineros que eran contratados por gobiernos europeos para asaltar a los barcos españoles.

La Flota de Indias fue vital para el desarrollo de la ciudad.

La Flota de Indias fue vital para el desarrollo de la ciudad.

También surgió la piratería, delincuentes de los mares que a título personal asaltaban barcos para apoderarse de sus riquezas.
Para proteger a sus intereses, España creó un convoy de barcos que se reunían en la bahía antes y después de cruzar el Atlántico. Esa agrupación fue conocida como ¨Flota de Indias¨.
La permanencia de esa agrupación en la otrora villa de San Cristóbal trajo como consecuencia el auge de un comercio y servicio para satisfacer las necesidades que generaban los marineros y sus navíos. Ese desarrollo permitió el crecimiento de la ciudad.

Saneamiento de la Bahía de La Habana

El asentamiento de un importante sector industrial en la rada habanera trajo como consecuencia que se convirtiera en una de las más contaminadas del mundo.

El saneamiento de la bahía ha permitido recobrar el ecosistema ambiental de la rada capitalina.

El saneamiento de la bahía ha permitido recobrar el ecosistema ambiental de la rada capitalina.

Para revertir esa situación se creó el Grupo Estatal de Saneamiento de la Bahía de La Habana. Ese programa ha logrado disminuir los niveles de contaminación en la rada habanera e incluye un plan para trasladar las industrias más contaminantes a otras regiones del país.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *