Menú

Homenaje a Benny Moré en el teatro Karl Marx

Homenaje a Benny Moré en el  teatro Karl Marx

Múltiples artistas cubanos rindieron homenaje en el teatro Karl Marx  a Benny Moré  por el centenario de su nacimiento; como parte de las jornadas de la  XXIII Feria Internacional de la Música Cubadisco 2019.

Homenaje a Benny Moré

Moisés Valle conocido como Yumurí  junto a Emilio Frías, el Niño, en el Homenaje a Benny Moré, Teatro Karl Marx. Foto:Nileyan Rodríguez Rodríguez

Homenaje a Benny Moré

Interpretación de Luna Manzanares en el Homenaje a Benny Moré en el Teatro Karl Marx. Foto:Nileyan Rodríguez Rodríguez.

Artistas como Alaín Pérez, Dayana Maklin Ferrer integrante del grupo “Vocal Renacer”, Brenda Navarrete, Mallito Rivera, Haila María Mompié, Luna Manzanares, Laritza Bacallao, Waldo Mendoza, Idania Váldes, Emilo Frías (el niño)….etc, interpretaron las letras del  homenajeado que cobraron vida otra vez. La  Banda Gigante, cantantes de Sonando en Cuba y  las presentaciones especiales de  Renny Arozarena y Yasbel Rodríguez fueron parte de este gran espectáculo al Bárbaro del Ritmo.

Homenaje a Benny Moré

Yasbel Rodríguez, rindió Homenaje a Benny Moré con su monólogo en el Teatro Karl Marx.Foto:Nileyan Rodríguez Rodríguez.

Homenaje a Benny Moré

Dayana Maklin Ferrer y Brenda Navarrete en dúo en el Homenaje a Benny Moré, Teatro Karl Marx.Foto:Nileyan Rodríguez Rodríguez.

¿Quién fue el Benny Moré?

Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez más conocido como el Bárbaro del Ritmo nació en el barrio Pueblo Nuevo de Santa Isabel de las Lajas, provincia de Cienfuegos.

Desde muy joven aprendió a tocar diferentes instrumentos musicales como el insundi, los tambores de yuka, los de Makuta y Bembé, con los cuales solía interpretar  el son, la guaracha y la rumba. No conocía de música, pero poseía las condiciones innatas de un genio.

Bartolomé hizo su debut profesional en el conjunto de Miguel Matamoros y con ellos realizó sus primeras grabaciones, entre ellas las tituladas Penicilina; Malos vecinos y Ofrenda criolla, y Mexicanita.

Su fama la alcanzó  en México, luego de la finalización del contrato con el trío Matamoros, canta con las orquestas de Arturo Núñez, Rafael de Paz y Mariano Mercerón.

En 1948 se convirtió en  primer cantante de la orquesta de Dámaso Pérez Prado, con la que graba más de 60 discos entre ellos: Bonito y Sabroso, Mucho corazón, Pachito e´che, Ensalada de mambo, entre otros.

Después de su regreso a Cuba su prestigio aumentó y para 1953 agrupó a los mejores instrumentistas del país para formar su primera Banda Gigante. Con él como director, compositor y cantante.

Su última actuación con la orquesta fue en el pueblo de Palmira, Las Villas, el 16 de febrero de 1963.

“Moré no solo buscó el ritmo, sino al pueblo en sus textos y sus notas. Un insigne músico que según afirman los estudiosos, dejó constancia de su voz al grabar sus discos desde 1940 hasta 1963, año en el que murió.”[1]

[1] Ecured

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *