Menú

Filofobia: ¿Miedo a enamorarse?

Filofobia: ¿Miedo a enamorarse?

Se conoce como filofobia al miedo irracional de amar o de enamorarse de alguien. La filofobia es un trastorno desencadenado por un trauma emocional relacionado con el sentimiento del amor, y en otros casos por una enfermedad crónica.

Etimológicamente, el término filofobia resulta de la unión de dos vocablos griegos phobia que significa miedo y filos que expresa amar.

La persona con Filofobia sufre estrés y ansiedad ante la posibilidad de una relación afectiva. ¿Y cuál es el miedo que constituye el motor de la Filofobia? Nada más y nada menos que el miedo al amor, algo que puede hacer que nos aislemos y rechacemos cualquier posibilidad de conocer a nuevas personas por el terror que produce la posibilidad de establecer un lazo emocional demasiado fuerte.

Se presume que la principal causa de la filofobia se debe a un fracaso en una relación de amor del pasado, como también por otras situaciones que aún no han sido superadas por el filofóbico como el divorcio de los padres, la muerte de un familiar, etc.

Como es de esperar la persona que padece este miedo a enamorarse o experimentar el amor, utiliza todo tipo de recursos y estrategias, ya sean conscientes o inconscientes, para que esta situación no pueda tener lugar en su vida, según la revista Bohemia.

Síntomas de la filofobia

Los síntomas surgen cuando el filofóbico se encuentra cerca de alguien que le despierte un sentimiento de amor o una atracción física por ella. Entre los síntomas físicos se observan: náusea, respiración acelerada, falta de aire, ataque de pánico, latidos irregulares de corazón, sudores, desórdenes gastrointestinales.

El sentimiento de miedo es tan intenso en el individuo filofóbico que su cuerpo reacciona de la misma manera como si estuviese ante una situación peligrosa. La filofobia puede desencadenar otras consecuencias para el individuo como soledad, depresión, entre otras. Es por esta razón, que una vez diagnosticada la filofobia debe de ser debidamente tratada con un especialista calificado.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *