Menú

Falla demanda judicial contra Meliá Hotels Internacional

Falla demanda judicial contra Meliá Hotels Internacional

Una demanda planteada por la familia Sánchez-Hill contra Meliá Hotels Internacional fue la primera resolución archivada por un tribunal europeo, tras la activación de la ley estadounidense Helms-Burton contra Cuba.

El dictamen es contundente al afirmar que un tribunal español no es competente para entrar a valorar, si la nacionalización acordada por el Estado cubano en el año 1960 fue o no lícita.

 El Juzgado de Primera Instancia número 24 de Palma de Mallorca acaba de dictar “Auto” por el que estima en su totalidad los argumentos planteados por Meliá Hotels International en la declinatoria de jurisdicción y competencia judicial internacional planteada por dicha Compañía frente a la demanda que interpuso la sociedad Central Santa Lucía.

La misma, radicada en Norteamérica, manifiesta haber sido, antes de la Revolución Cubana de 1959, propietaria de unos terrenos en Playa Esmeralda (Cuba), supuestamente expropiados por el Estado Cubano tras la aprobación de la Ley 890 de 15 de octubre de 1960.

Tras ese artificio procesal, la demanda contra Meliá pretendía en realidad fundamentarse en la ilegitimidad de la ley cubana por la cual le fueron expropiados (siempre presuntamente) los terrenos de los que dicen ser titulares.

Según el tribunal, sólo podría hipotéticamente reconocerse el derecho del reclamante por los frutos de la explotación empresarial de estos hoteles si se reconociera previamente su derecho de propiedad sobre los terrenos, lo que implicaría entrar a discutir y acabar negando, en su caso, el derecho de propiedad del Estado cubano.

Esto sería algo para lo que los tribunales españoles, carecen de competencia tal y como la propia resolución reconoce.

Meliá Hotels International, que está asesorado en este procedimiento por el prestigioso bufete Garrigues, manifestó su  total satisfacción por una resolución que, con absoluto respeto al derecho aplicable, inicia el camino de la necesaria clarificación de los límites reales que pretensiones extraterritoriales de este género pueden llegar a tener.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *