Menú

Evaluó gobierno cubano enfrentamiento a eventos hidrometeorológicos

Evaluó gobierno cubano enfrentamiento a eventos  hidrometeorológicos

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dirigió una reunión del Gobierno cubano en la cual se evaluaron las experiencias derivadas de los últimos eventos hidrometeorológicos que han afectado a la Isla, entre ellos el huracán Irma, la tormenta subtropical Alberto y el reciente tornado que azotó a La Habana, expresa la Agencia Cubana de Noticias.

Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, precisó que se han realizado análisis con los territorios que sufrieron daños para perfeccionar los sistemas de vigilancia; los planes de reducción de riesgo de desastres, tanto a nivel nacional, provincial, municipal, como en las zonas de defensas; además de las guías familiares para la protección de la población ante ciclones tropicales y también fenómenos extremos como los tornados y las intensas lluvias.

De manera particular, sobre el tornado intenso EF4 que — con vientos entre 267 y 322 kilómetros por hora — embistió a cinco municipios capitalinos en enero, provocando la muerte a siete personas y cuantiosos daños económicos, los representantes de los organismos involucrados en el arduo proceso de recuperación ofrecieron detalles de la respuesta dada al hecho, la cual ha posibilitado que la rehabilitación se encuentre al 86%.

Entre los elementos positivos se destacó la permanente presencia de las máximas autoridades del país en el centro de la recuperación desde los primeros momentos; la coordinación estrecha que se logró entre los organismos de la Administración Central del Estado y las autoridades del Partido y del Gobierno de los territorios; la participación de los jóvenes en la restauración de los daños; la vinculación de los damnificados directamente en la solución de sus problemas; y la solidaridad de los capitalinos y del resto de las provincias del país, materializada en una avalancha de donaciones, equipos, materiales y personal especializado.

La baja percepción del riesgo en cuanto al conocimiento por parte de la población de eventos meteorológicos peligrosos no asociados a los ciclones tropicales; la poca sistematicidad en la poda de árboles, lo cual dificultó aún más los trabajos para restablecer la corriente eléctrica y las comunicaciones; la escasa información oportuna del fenómeno en tiempo real; los problemas en las oficinas de trámites; así como lo engorroso de los trámites para poder obtener los materiales de construcción, fueron algunos de los aspectos negativos señalados.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *