Menú

En bronce y con pincel se dibuja a la familia Lescay

En bronce y con pincel se dibuja a la familia Lescay

A 174 años del natalicio del Mayor General Antonio Maceo Grajales se cuenta una historia familiar que vincula el bronce, la pintura y el Jazz en Santiago de Cuba. El ejecutor principal del monumento a Maceo y de Mariana Grajales tiene descendientes que le siguen los pasos desde otras manifestaciones del arte.

Existen padres e hijos con vínculos más fuertes que el compartir la misma sangre. Existen también historias familiares donde el bronce, la pintura, el jazz y la cubanía, emparentan.

Se cumplen 174 años del natalicio de Antonio Maceo, el Mayor General que hace mucho tiempo se convirtió en uno de los padres espirituales del escultor Alberto Lescay. El dibujante se declaró maceista cuando aseguró que buscaba una y otra vez, entre las formas de sus pinceles, al abuelo mambí y la esencia del Titán. Lo inmortalizaría en bronce para coronar la Plaza de la Revolución santiaguera y a Mariana la forjaría con el metal de los casquillos de cañones.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *