Menú

Emprender en la jungla del asfalto

Emprender en la jungla del asfalto

Cuando recién comenzara la segunda quincena del milenio, el mundo se abriría paso a millones de recetas nuevas para sobrevivir a las crisis o aplaudir las remontadas, según el ángulo que se mire y dónde se mire.

Si bien es real que ciertas legislaciones en la carta magna del Estado amparan estos gremios, aún está muy lejos el apoyo en cuestión de negociaciones, derecho de autor, licencias, divulgación y voluntad de reconocimiento.

Desde su apertura en 2010 (donde se reportaron unos 157 mil 351 cuentapropistas) ha sido creciente el número de trabajadores en este sector no estatal, que al cierre de mayo del año pasado agrupaba casi los 600 mil nacionales.

El año pasado, durante uno de los seminarios sobre economía, Marino Murillo, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos reconocía como principal objetivo de la política aprobada para el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia es ordenar este sector, en búsqueda de su correcto desarrollo.

Feria de Expoemprendimiento 2019 en el Centro Cultural Padre Félix Varela. Foto: María Lucía Expósito/CanalCaribe

El año anterior se dedicó un Seminario Nacional como parte del proceso de capacitación de los representantes de los organismos involucrados en la ejecución de las disposiciones. Fuera de términos panfletarios, se ha evidenciado una precisión del alcance en lo que a número de actividades respecta. Un punto esencial acá radica en las flexibilizaciones que aparecen como la integración de las categorías afines, lo cual permite reducir los trámites.

Un estudio al azar entre un movimiento creciente de emprendedores cubanos demuestra, sin embargo, mucho más allá de la existencia de estos grupos.

Desde la capital y con sedes en otras provincias (no todas) se gestan proyectos que abogan por unir las experiencias y rescatar el trabajo de los emprendedores. El proyecto CubaEmprende es una de estas ideas aglutinadoras. Con siete años de funcionamiento, sus esfuerzos van amparados por la Iglesia Católica y otras organizaciones culturales con sede en Cuba.

Jorge Mandilego, director ejecutivo de CubaEmprende. Foto: María Lucía Expósito/CanalCaribe

La hipótesis de informatización de la sociedad gestada desde inicios del 2014 revolucionó el sector con la expansión de sus negocios, esta vez a escalas digitales. La nuevas radiobases para el alcance y la cobertura, la incidencia de puntos Wifi, las salas de navegación, el Nauta Hogar que llevó la red de redes a la comodidad del hogar y desde hace poco (aunque incipiente) la entrada de datos móviles a la infraestructura y los accesos.

Estas ventajas no solo impulsaron hacia alternativas diferentes a los grupos ya existentes, sino que fueron plataforma para el surgimiento de nuevos espacios e ideas para el emprendimiento. Aplicaciones Android y para PC hechas propiamente desde la Isla no se hicieron esperar. Asimismo, levantaron medios de prensa especializados en temas culturales, farándula, música, tecnología, noticias, cine, crítica, crónicas e historias de vida. El tráfico más avanzado del Internet en el país era también sinónimo de soluciones informáticas multiusos para suplir ciertas carencias de centros de reparaciones o soporte de los predios del Estado.

En una encuesta realizada por estudiantes de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana a un grupo de emprendedores, cerca de ocho indicadores midieron pautas (en su mayoría cuantitativas) en la trayectoria de estos profesionales y sus proyectos.

Encuesta aplicada a los emprendedores

Los cuentapropistas encuestados y sus negocios provienen de los municipios Plaza de la Revolución, Playa, Marianao y La Habana Vieja. En esencia, este dato arroja en efecto las zonas más nutridas o con mayor incidencia ya sea por los espacios para poder laborar como la cantidad de clientes y su alcance monetario, las facilidades de transporte, la multiplicidad de acceso a internet y (no menos importante) el turismo.

El número de trabajadores oscila entre los 8 y los 12 integrantes con una media de 10 personas en dicha empresa o asociación cuentapropista.

Un 60% de los citados se define como negocio de soluciones o servicios digitales en diferentes aristas: aplicaciones, soporte web, marketing digital y soluciones informáticas. El resto de los escogidos para la exploración se dedica a la mueblería y el arte ecológico.

En materia de tiempo de explotación un 40% comenzó sus empresas hace menos de dos años y esos casos se corresponden con el contexto de entrada de la tecnología y las facilidades de pago.

Agencia Cubana de marketing digital JYD Solutions en CubaEmprende 2019. Foto: María Lucía Expósito

En la totalidad de la muestra consultada se aprecia que existe más oferta que ventas con un margen de incidencia entre el 11 y el 40 por ciento de las primeras respecto al 10 y 30 por cierto de las segundas.

Al pasar al medidor de la calidad de oferta varían igual, teniendo en cuenta la experiencia de cada emprendimiento, los trabajadores involucrados y lo que ofrezca en sí cada quien a los clientes o consumidores de los servicios.  La causa de esta mejoría la atribuyen a la calidad de los servicios y al aumento de los clientes junto a mejores insumos en la encuesta del negocio de mueblería.

Algo curioso y también explicable se observa cuando la tabla de proveedores exige de una elección: estatal, privada o informal. Predomina entonces una entrada informal de proveedores con más frecuencia que la vía privada y en menor medida entonces los estatales.

Todo negocio se vale y nutre de sus clientes. Cada servicio debe maquinarse a favor de un consumidor exigente que podrá también recomendar o en su defecto preferir cambiar a otro negocio similar. Referente al intervalo de crecimiento de clientes la cifra se centra entre el 20 y el 30%, un número bastante estándar en esta especie de estadística.

Para registrar la satisfacción y por ende la incidencia de un cliente frecuente u otro nuevo estos grupos se valen de técnicas diferentes que parecen mostrarle ese factor más cualitativo:

El modo aplicado por el negocio de los muebles es un suelto de satisfacción para que el cliente evalúe su pedido. Sus comerciales adjuntan también este documento en la garantía del producto.

Certificados de patrocinio de empresas cubanas para garantizar la retroalimentación de sus clientes.

Los demás obtienen este dato con los clientes que llegan recomendados por la calidad del servicio basado en opiniones de precedentes encargos. Otra forma de hallar esa suerte de retroalimentación en el servicio es cuando esos nuevos clientes llegan con una tarjeta de trabajo que consiguió de manos del cliente anterior de ese negocio.

Cuando se habla de infraestructuras en cuanto a las disponibilidades de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICS) de cada empresa es notable la diferencia entre un grupo y otro. Mientras Internet gana el duelo por demasía en los usos actuales, no desaparece la posibilidad de usar una red local o intranet dentro del negocio.

Actualmente, y como alternativa a estas redes locales se usan los grupos cerrados de Facebook o WhatsApp para la comunicación entre los miembros y existe también el caso de la inclusión de un cliente específico al que se le da voz en estos espacios virtuales.  Con la era de los datos móviles son más asequibles las llamadas por redes sociales, la información o multimedia compartida y la comunicación en tiempo real entre los miembros asociados.

Equipo A la mesa en el evento Bulevar de las TICS. Foto: María Lucía Expósito/CanalCaribe

Los usos de estos sitios de redes alojados en la nube digital van ligados también a la búsqueda de información o documentación relacionada con el negocio en Internet, para indagar en los buscadores acerca del nombre de la empresa o alguna referencia en alguna página web. Darse a conocer y estar posicionados es de los trucos virtuales de moda. Tener una página de Facebook o una cuenta de Instagram es casi un imperativo en la carrera por las ventas y el reconocimiento. Similar a la idea de los grupos masivos en redes está inmersa la idea de vender productos de forma instantánea.

En el país existen mecanismos con sello propio en el mundo de la artesanía como la aplicación para PC  y Android llego a ti, un catálogo de ventas con los requisitos necesarios y un sistema de mensajería incorporada junto a la posibilidad de contacto lineal entre el interesado y el artesano o encargado del negocio. Esta forma de intercambio acerca entonces a los productores con los encargos y a la tecnología con esas dinámicas.

Cubana Llego a ti pensada para artesanos cubanos. Foto: María Lucía Expósito/CanalCaribe

Por su parte, el análisis de la frecuencia de capacitación aloja datos sobre la frecuencia en la que son aplicadas o cumplidas las pautas para autoevaluarse y establecer sus pros y contra. Es visible en este medidor que no siempre la entidad propicia la preparación o invierta en el aprendizaje de sus propios contratados.

Una ojeada a lo que viene

El experimento de las encuestas, a pesar de su marcado carácter cuantitativo permitió dejar claras muchas perspectivas comunes de la red de emprendedores cubanos en su caracterización general.

En la actualización del modelo económico cubano se reconocen, en efecto, las formas no estatales y son consideradas un complemento para el desarrollo del país.

Un año ha transcurrido desde ese período y hace apenas un mes la página oficial del proyecto CubaEmprende anunció desde el primero de marzo un muestrario o guía con las regulaciones referidas a la legalidad para las formas de gestión no estatal. Aquí entra a discusión la proyección sobre la integración y ampliación del alcance de algunas actividades, así como el derecho a vacaciones unido a las nuevas facultades que se otorgarán a los Consejos de Administración Municipales.

La base de datos online de la Oficina Nacional de Estadísticas (enero-marzo) del 2019 muestra  datos actualizados sobre las principales entidades. A escasos meses de la entrada en vigor de las nuevas normas para el reordenamiento y desarrollo del trabajo por cuenta propia, la brújula para los nuevos vínculos y reconocimientos legales parece apuntar hacia algún lado en la jungla de asfalto.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *