Menú

“El Refugio Secreto” de la holandesa Corrie Ten Boom

“El Refugio Secreto” de la holandesa Corrie Ten Boom

Cuando Adolf Hitler y los nazis empezaron a dominar varios países de Europa, capturaban y encarcelaban a las personas que consideraban sus enemigos. Por ello, hombres y mujeres de distintas ciudades decidieron arriesgarse para ayudar a quienes sufrían la persecución. Entre ellos, estaban la holandesa Corrie Ten Boom y su familia.

En una de las habitaciones de su casa construyeron un escondite que sirviera como refugio para proteger a un grupo de seis personas a la vez. De esa manera, antes de que los nazis lo descubrieran, lograron salvar a más de 800 judíos, el pueblo que Hitler deseaba destruir.

Billy Graham and Corrie ten Boom

Billy Graham and Corrie ten Boom/Foto:Billy Graham Evangelistic Association

Corrie y sus parientes fueron apresados y llevados a un campo de concentración. Pero a pesar de las torturas y tristezas que padecieron, esa valiente mujer logró sobrevivir y dedicó su vida a contar lo sucedido. El ejemplo de Corrie Ten Boom nos inspira a pensar no sólo en nuestros problemas sino también en los momentos difíciles que viven otras personas.

Acerquémonos a quienes sufren y hagamos algo para aliviar su dolor.

Corrie ten Boom

Corrie ten Boom/Foto:Guideposts

Corrie ten Boom (Ámsterdam, 15 de abril de 1892-Placentia, California, 15 de abril de 1983) fue una escritora y activista neerlandesa y cristiana, célebre por brindar refugio a los perseguidos por el régimen nazi durante el holocausto. Después de la Guerra, la institución judía Yad Vashem la nombró Justa entre las Naciones.

Fue la más joven de tres hermanas y un hermano. Hija de Casper ten Boom, un relojero, fue criada en el seno de la Iglesia reformada neerlandesa (en neerlandés Nederlandse Hervormde Kerk). No contrajo matrimonio.

En 1892 su familia se trasladó a la casa “Beje” en Haarlem. Corrie empezó a prepararse como relojera en 1920 y en 1922 se convirtió en la primera relojera “autorizada” en Holanda. En 1923 ayudó a organizar el primer club de mujeres, y en los años 1930 estos clubes crecieron hasta convertirse en el gran Triangle Club.

Segunda Guerra Mundial

Durante los primeros años del conflicto, pudo rescatar a muchos judíos de una muerte segura a manos de las SS nazis. En 1940 los nazis invadieron Holanda y prohibieron su club. En 1942 su familia se volvió muy activa ocultando refugiados, debido a esto los nazis arrestaron a toda su familia en 1944; fueron enviados primero a prisiones neerlandesas (donde evangelizó a varios soldados de múltiples rangos nazis), y finalmente al conocido campo de concentración Ravensbrück en Alemania. Fue liberada al final de la guerra, tan solo unos pocos días después de la muerte de su hermana Betsie. Volvió a Holanda para fundar centros de rehabilitación.

Posguerra

Su regreso a Alemania en 1946 fue el comienzo de muchos años de predicación ambulante en más de sesenta países, tiempo durante el que escribió muchos libros.

Su predicación se centró en el Evangelio Cristiano, poniendo especial énfasis en el perdón. En su libro Tramp for the Lord (1974), cuenta cómo, después de haber estado predicando en Alemania en 1947, se le acercó uno de los guardias más crueles del campo de Ravensbrück. Naturalmente, era reacia a perdonarle, pero se dijo a sí misma que sería capaz de hacerlo. Escribió que fue capaz después de perdonar, y que “durante un momento largo nos estrechamos las manos, el antiguo guardia y la antigua prisionera. Nunca había sentido tan intensamente el amor de Dios como lo sentí entonces”. También escribió (en el mismo pasaje) que en su experiencia en la posguerra con otras víctimas de la brutalidad nazi, aquellos que fueron capaces de perdonar son los que mejor pudieron reconstruir sus vidas.

Corrie contó la historia de su familia y su trabajo durante la Segunda Guerra Mundial en otro libro, El Refugio Secreto (1971), que fue llevado al cine, con el mismo título, por World Wide Pictures. El libro y la película dan contexto a la historia de Anne Frank, que también se ocultó en Holanda durante la guerra.

Corrie ten Boom

Corrie ten Boom/Foto:CLC Publications

En 1978 Corrie sufrió una parálisis como consecuencia de un accidente cerebrovascular, y murió el 15 de abril de 1983, el día en que cumplía 91 años. En Haarlem, la ciudad en que vivió, hay un museo dedicado a ella y a su familia.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *