Menú

El caracol africano: un problema sanitario

El caracol africano: un problema sanitario

Originario del este de África, el Lisacatina Fulica ha tenido una exitosa historia de colonización, al punto de que hoy se encuentra distribuido por todo el cinturón tropical. En países como Venezuela, Ecuador y Brasil representa un problema sanitario y ecológico.

Cuba cuenta con unas 1 500 especies de moluscos terrestres

Cuba cuenta con unas 1 500 especies de moluscos terrestres y de ellas, el 95 %  endémicas, de ahí que la introducción del Caracol Gigante Africano sea perjudicial para la fauna nativa, pues todas compiten por el mismo espacio y alimento. Además, la presencia de ese molusco en el país puede provocar una infección parasitaria accidental en los seres humanos.

Un hospedero intermediario de un nemátodo que causa Meningoencefalitis Eosinofílica

Especialistas del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí confirman que el Caracol Gigante Africano detectado en Cuba es hospedero intermediario de un nemátodo que causa Meningoencefalitis Eosinofílica. Ese padecimiento provoca convulsiones y otros trastornos neurológicos.

Es importante aclarar que la infección solo se produce si el mucus o baba entra en contacto con la boca del ser humano. Por eso, una correcta higiene elimina el peligro de contagio. Toda persona que detecte la presencia de ese molusco puede contribuir a su control, mediante la destrucción de la concha y los huevos.
Este domingo, el Observatorio Científico del Noticiero Estelar Dominical profundizará en el impacto del Caracol Gigante Africano en Cuba, así como las mejores vías para controlar su diseminación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *