Menú

Situación de los viales en Cuba: urgen soluciones

Nancy Ogando no imaginó nunca que un día su vida dependería del estado del vial que enlaza Bahía Honda, en la provincia de Artemisa, con la capital del país. A inicios de octubre le fue retirado el servicio de Ómnibus Nacional desde su municipio hasta La Habana, ruta que por más de 30 años benefició a sus pobladores.  ¿La causa? La carretera se encontraba dañada por el paso del ciclón Michael.

Como no se restablecía el servicio, Nancy buscó respuesta en el Ministerio de Transporte y otras entidades. ¿Conclusión? Hasta que el municipio no arregle el vial no ponen el ómnibus y “usted sabe”, nos dice Nancy en su correo, “cómo es el presupuesto planificado para hacer cualquier arreglo y, mientras tanto, qué hace la población severamente afectada.”

Hay que exigirles a las entidades estatales que cumplan con lo establecido

“Esa guagua, continúa la televidente, era un medio seguro para aquellos pacientes que como yo tienen un tratamiento contra el cáncer en los hospitales especializados de la capital, personas sin solvencia económica para pagar carros privados”.
Según María Caridad Barbón, directora provincial de Transporte Estatal en Artemisa, consultada por este noticiero sobre el tema, hoy se comenzó la evaluación del tramo Mariel-Bahía Honda y para la retirada del servicio no se consultó con el gobierno de la provincia.
Sergio Báez Quijano, otro televidente, asegura que el problema principal es la duración del asfaltado.

“Si los gobiernos municipales supieran en sus comunidades dónde y cuántas roturas de calles, aceras, contenes y muros realizan en sus acciones Aguas de La Habana, Comunales, Empresa Gas de la calle y se impusieran multas cuantiosas a esas entidades estatales por incumplir las normas establecidas sería una solución al problema”.

Está claro que la contribución territorial es una vía para reparar calles que por años han esperado por su hora. Es lamentable que Artemisa, la provincia más beneficiada con las acciones de asfaltado en 2018, según datos del Ministerio de la Construcción, adolezca hoy del ómnibus nacional para los pobladores de Bahía Honda, por el mal estado de la carretera.

Los ciudadanos deben ser apoyados cuando realicen reparaciones de acera

Algunos televidentes proponen otras vías, para el caso de las aceras, por ejemplo, que tan deteriorada situación presentan.  José Antonio nos dice en su correo que ha conocido “más de un caso de personas que han asumido el arreglo de sus aceras por su cuenta y han sido multados por un inspector. Me parece la lógica del absurdo, sigue este televidente, “lo que hay que pedirle es que la lleve al nivel debido, orientarlo, ayudarlo, concluyó.

Pensemos en paladares, restaurantes y peluquerías que quieran arreglar las aceras que bordean sus locales, porque resultaría beneficioso, en primer lugar, para sus propios clientes y, en segundo lugar, para todos. Sin violar normas urbanísticas y con el control de planificación física, se pudieran ejecutar esas acciones sin que se vean enrarecidas por otros intereses.
Son algunas sugerencias, desde la experticia de quienes nos escriben.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *