Menú

Cuba: nuevas sanciones restringen aún más viajes de ciudadanos estadounidenses

Cuba: nuevas sanciones restringen aún más viajes de ciudadanos estadounidenses

El presidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba rechazó este martes y vaticinó el fracaso de las nuevas medidas anunciadas por EE.UU. que prohiben los cruceros a Cuba, como parte de un nuevo paquete de restricciones en los viajes a la Isla. Según un comunicado del departamento del Tesoro de EE.UU., a partir del 5 de junio los estadounidenses ya no podrán realizar “viajes educativos grupales”, una de las contadas categorías con las que los ciudadanos de ese país podían viajar legalmente a Cuba. Este es otro intento de revertir la normalización de la relaciones con la mayor de las Antillas.

Simple, única y legal. Así describen los ciudadanos estadounidenses su travesía en crucero a Cuba.  Pues el recorrido en barco se ha convertido en la forma más popular de visitar la Isla, para quienes intentan sortear las regulaciones federales de los Estados Unidos sobre los viajes a la Mayor de las Antillas.

Solo en los primeros cuatro meses del año, más de 142 mil personas escogieron esta modalidad de viaje, un aumento de más del 300% con respecto al mismo período del año anterior. Sin contar que Cuba se ha convertido en el destino más solicitado para muchas líneas de buques con sede en el sur de Florida.

Pero el día de hoy, la administración de Trump emitió nuevas restricciones de viaje que limitarán severamente la capacidad de los estadounidenses para viajar a Cuba. Los Departamentos de Hacienda y Comercio de los Estados Unidos eliminaron la autorización para viajes educativos grupales, conocidos como viajes de “persona a persona”, así como limitando las exportaciones de buques de pasajeros, embarcaciones de recreo y aviones privados.

El departamento del Tesoro aseguró que las sanciones entrarán en vigencia mañana miércoles tras su publicación en el Registro Federal.

Por el momento, la única excepción en estos casos se hará para aquellos grupos que ya hubieran completado “al menos una transacción, como la compra de un vuelo o la reserva de alojamiento” antes del anuncio de las nuevas sanciones. Sólo se seguirán autorizando viajes para visitas familiares y ciertas actividades específicas, incluyendo labores periodísticas, investigaciones académicas o actividades deportivas, entre otras.

Para el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, la nueva política pretende negarle al gobierno cubano una de sus fuentes de ingresos. Sin embargo, James Williams, presidente de la organización estadounidense Engage Cuba, asegura que las medidas restrictivas también afectan al sector privado cuya parte de los ingresos se basan en el turismo. Sin contar que limita la libertad de los propios ciudadanos estadounidenses.

“El gobierno federal no debe estar vigilando los lugares donde los estadounidenses se van de vacaciones. Nuestras libertades fundamentales no deben ser rehenes de los políticos por partidismo”.

A propósito de la declaración de Engage Cuba, Collin Laverty, director de Cuba Educational Travel, una de las compañías de viajes más grandes de Cuba en los EE.UU., calificó las nuevas medidas como “una gran distinción política dirigida al Estado de Florida en el período previo a las elecciones de 2020.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *