¿Cómo se diagnostica la COVID-19?

0
1166

Pruebas de PCR en tiempo real y test de diagnóstico rápido son términos que escuchamos con frecuencia en la actual situación epidemiológica. Pero, ¿en qué consiste cada una de estas pruebas? ¿Cuál es su alcance?

¿Qué es la PCR en tiempo real?

Desde el inicio del brote de SARS-CoV-2, la prueba para diagnosticar la enfermedad COVID-19 es la de PCR en tiempo real.Esas siglas en inglés corresponden a un proceso llamado “reacción en cadena de la polimerasa”.

Es uno de los avances científicos más importantes de la Biología Molecular.Tanto, que los bioquímicos que desarrollaron esa técnica merecieron el Premio Nobel.El gran aporte de la PCR es que amplifica fragmentos muy pequeños del material genético de virus, bacterias y otros organismos. Algo así como un “fotocopiado molecular” que permite conocer en el caso del SARS-CoV-2, si el genoma del nuevo coronavirus está presente o no, en una muestra.

«Con este fin se utiliza, entre otros reactivos la enzima polimerasa que es capaz de participar en esta multiplicación viral y permitir la producción de millones de copias del virus y su detección mediante otros sistemas. A través de determinados software de computación, en tiempo real, tú puedes saber exponencialmente en cada momento cuánta cantidad del genoma de ese virus se está replicando», explica la Dra. C. Sonia Resik, Jefa del Departamento de Virología Molecular del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

Para realizar este examen, los especialistas extraen una muestra del fondo de la nariz, la boca o la garganta del paciente y la analizan en el laboratorio. La prueba sobresale por su elevada precisión, alta sensibilidad y porque detecta al virus desde las primeras fases de la infección respiratoria.

La Dra. Resik confirma que «esta tecnología necesita de un laboratorio altamente calificado, de personal científicamente preparado y en este caso, determinadas medidas de bioseguridad por la gran transmisibilidad que tiene la muestra, por tanto, no podemos hacerlo a nivel de población abierta, hay que tomar la muestra y transportar la muestra a un laboratorio especializado».

Pruebas rápidas de anticuerpos: frenar la transmisión

Para cortar las cadenas de transmisión del nuevo coronavirus urge identificar a la mayor cantidad de personas infectadas posible. Precisamente para aumentar las capacidades de diagnóstico se han desarrollado las pruebas rápidas.

Son como un primer filtro que ayuda a tener una idea real de la propagación del virus, a rastrear mejor las cadenas de transmisión y a detectar a los enfermos asintomáticos. Existen varios tipos de test rápidos. Una primera variante son los test de antígenos que detectan si un paciente tiene el virus.

En el caso de Cuba, se utilizan las pruebas de anticuerpos, que a partir de una pequeña muestra de sangre indican si una persona ha generado respuesta inmune, es decir, si su organismo se ha defendido ante la presencia del nuevo coronavirus.

«Las técnicas rápidas que se están utilizando en el país detectan de forma indirecta la presencia del virus en el organismo humano, porque son test que detectan los anticuerpos que produce el organismo contra los virus. Estos anticuerpos comienzan a aumentar entre el quinto y el séptimo día de aparecidos los primeros síntomas de la enfermedad. Por tanto, si un individuo está en el periodo de incubación o en la primera fase clínica de la enfermedad, en los primeros cinco días no va a tener una prueba positiva. Esta persona que da negativa y es sospechosa de haberse puesto en contacto con una persona infectada por COVID-19 hay que seguirla durante un tiempo y hay que volverle a repetir la prueba, porque usted puede después desarrollar síntomas clínicos y desarrollar la enfermedad», explica la Dra. Resik.

En resumen, si un test rápido de anticuerpos es positivo, ese resultado se confirma mediante la prueba de PCR. Mientras, si el test rápido de anticuerpos de un paciente sospechoso es negativo, la persona permanece aislada y en observación y se le repite un examen que puede ser tanto una prueba rápida como de PCR. 

No a los bulos

Los análisis rigurosos que se hacen en laboratorios como este del IPK son las únicas vías seguras para detectar al nuevo coronavirus. Las supuestas recomendaciones para el diagnóstico, que circulan por Whatsapp y otras redes sociales son falsas.

Por ejemplo, un mensaje que sugiere inhalar profundamente y sostener la respiración durante más de 10 segundos.Según esta cadena, si la persona logra hacerlo sin toser o sofocarse pues está libre del SARS-CoV-2.Esto es un bulo. Así lo han desmentido sitios de verificación de datos y por supuesto, la Organización Mundial de la Salud, que además alerta sobre la necesidad de realizar la mayor cantidad de pruebas rápidas y de PCR, imprescindibles para hacer frente a la pandemia.

«Esto lleva mucho estudio, lleva mucha preparación y no es un conocimiento que se alcanza en un día, ni que se obtenga sin estar científicamente preparado y tener el conocimiento biológico, acerca de cómo los virus se multiplican y qué respuesta dan los organismos humanos frente a una infección viral», concluye la Dra. Kourí.

Consultar información veraz y actualizada, mantener medidas como el aislamiento social y el lavado de manos son las mejores formas de retribuir la entrega de quienes, desde la ciencia, salva nuestra vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here