Menú

China desestimó la aplicación en Cuba del artículo III de la Ley Helms-Burton

China rechazó el endurecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba mediante la aplicación del capítulo III de la Ley Helms-Burton, al denunciar sus efectos dañinos para el pueblo de la isla.La reacción del gigante asiático se suma a la de numerosos países que expresan preocupación por la persistencia de la administración Trump de recrudecer su ofensiva contrarrevolucionaria.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, consideró la decisión de Washington como otro error y llamó a corregirlo porque afecta el bienestar y desarrollo de la población cubana.Aseguró que la postura de repudio es mayoritaria entre los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas, cuyas voces exigen también el cese inmediato de la política hostil. A la aplicación parcial del capítulo tres de la ley genocida, a partir del 19 de marzo, se le une ahora el nuevo intento de los congresistas estadounidenses de origen cubano, Bob Menéndez y Marco Rubio, de fortalecer el asedio económico a nuestro país.

Esta vez presentaron al Congreso de la Unión un proyecto de ley que busca prohibir el reconocimiento oficial o derechos de marcas comerciales cubanas en Estados Unidos. La legislación bipartidista y bicameral, titulada “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos”, afectaría a marcas supuestamente vinculadas con propiedades nacionalizadas después del triunfo de la Revolución en enero de 1959.

Es conocido que los dueños de la multinacional Bacardí fueron patrocinadores de la Helms Burton. No se resignan a reconocer el fallo dictado a favor de Cuba por la oficina de marcas y patentes de Estados Unidos que en el año 2016 designó a la empresa estatal Cubaexport como legítimo representante internacional del reconocido ron Havana Club; desestimando a Bacardí. La ofensiva contra Cuba lleva la marca del sector más reaccionario de la mafia cubana defendida por sus representantes pagados.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *